• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En Sans Souci no logran acuerdo por minizoológico

Las áreas comunes se ven descuidadas por la falta de mantenimiento del minizoológico | Foto: William Dumont

Las áreas comunes se ven descuidadas por la falta de mantenimiento del minizoológico | Foto: William Dumont

Conejos, gatos, monos araguatos, palomas y una guacharaca coexisten en un mismo hábitat, sin clasificación por especie

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que antes era el principal atractivo para 808 familias del conjunto residencial Sans Souci, en Chacaíto, ahora causa malestar en la comunidad. Se trata de un parque zoológico de más de 4.000 metros de extensión, que alberga conejos, monos araguatos, una guacharaca y hasta palomas confinadas en las mismas jaulas, sin orden ni clasificación de acuerdo con la especie.

De las áreas comunes emana el hedor de los restos de comida y excrementos de los gatos, que por su naturaleza doméstica andan sueltos. Cerca de la quebrada Chacaíto, dentro de los límites de las residencias, también hay gallos y gallinas. Todo un mundo animal que tiene partidarios y detractores en ese condominio con más de 43 años en el municipio Chacao y donde en 2008 se registró la matanza de 20 felinos por envenenamiento. Se suma a ese problema el avanzado deterioro de los columpios y toboganes para niños y, además, árboles enfermos cuyas ramas caen por su frágil condición.

Adolfo Albertos, vicepresidente de la asociación de vecinos, señala que la comunidad siente un profundo rechazo por el parque zoológico debido al avanzado estado de deterioro, asociado al criadero improvisado de gatos. “Acá existe una representación de ambientalistas que defiende a los animales y plantas y que ha promovido que los gatos estén en tan malas condiciones. Muchos copropietarios han dejado de venir porque el olor de la comida y del excremento de los animales puede ser insoportable. A esas personas se les ha explicado que no hay condiciones para tenerlos aquí porque algunas especies pueden causar enfermedades, como la toxoplasmosis”.

Como miembro del comité a favor de la flora y la fauna, Silene Sanabria señala que el condominio de Sans Souci se ha negado a dar recursos para mejorar las condiciones del parque y de los animales libres y en cautiverio. “Solicitamos fondos para cambiar la tierra una vez al año, mejorar las caminerías y hasta una cerca para tener a los gatos en mejores condiciones, pero su única intención es sacarlos. Yo no puedo sacar a un animal cuando acá llegan personas de la comunidad y traen más y más gatos porque saben que aquí están seguros. Si las áreas comunes están sucias es porque los encargados de limpieza reciben órdenes de dejar los desechos orgánicos de los animales”.

Conciliación. El residente Danny González pide llegar a un acuerdo entre el condominio y el comité defensor de los animales, para que las especies sean donadas a organizaciones especializadas con el fin de que estén en mejores condiciones, sin que eso represente un daño y para evitar que se reedite el episodio de 2008, cuando un grupo intolerante colocó comida envenenada para los gatos. “Es un problema que debe ser resuelto por quienes aquí vivimos, pero sólo una pequeña representación participa en las asambleas”, opinó.

La Alcaldía de Chacao informó que la Comisión de Enlaces Comunitarios enviará interlocutores válidos que ayuden a mejorar los canales de comunicación entre los vecinos y propicien la esterilización de la población animal para evitar que se reproduzcan.

Los Testimonios

Libia González. Ya no es posible pasear por el parque. Cuando era niña venía a jugar, pero ya no es posible por temor de contraer alguna enfermedad de las aves que están en cautiverio. Muchos, como yo, han optado por no venir hasta tanto no se llegue a un acuerdo entre el comité protector de animales y la asamblea de vecinos.

Marlene Sulbarán. Muchos lo que quieren es salir de los animales, sin que les importen las condiciones en la que puedan quedar, abandonados a su suerte. Cuando compramos los apartamentos, todos sabíamos que este zoológico existía porque así fue ofrecido por la constructora hace más de 43 años, cuando se edificaron las residencias.