• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Problemas de convivencia aquejan a vecinos de La Paz

Concejal Andrea Tavares solicitó intervención del Ministerio de Interior, Justicia y Paz, sin haber obtenido respuesta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si una urbanización hace rato dejó de hacerle honor a su nombre, esa es precisamente La Paz. Vecinos y comerciantes del sector, asentamiento de clase media y de zonas populares, denuncian que además de las sirenas de ambulancias que se dirigen al Hospital Miguel Pérez Carreño, ahora deben soportar los ruidos de personas que se resisten a la convivencia.

Sostienen que los clientes de una de las funerarias aledañas se estacionan en la vía pública, mientras que otros vecinos de un edificio de la Misión Vivienda Venezuela colocan música a todo volumen, incluso hasta altas horas de la madrugada.

Piden al Gobierno de Distrito Capital y la Alcaldía de Libertador que hagan cumplir las ordenanzas que regulan el orden público, pues aseguran que los fines de semana no pueden dormir. “Antes yo llegaba a mi casa cansada del trabajo, con la esperanza de descansar y resguardarme de la aplastante realidad de la calle; pero ya ni eso podemos. Si no son las ambulancias, es el ruido de las cornetas que ponen en la calle y perturban la tranquilidad que nos quedaba. De La Paz, sólo nos queda el nombre”, denunció Romelia Guánchez, vecina de la zona desde hace 30 años.

El estruendoso sonido de las detonaciones mantiene a la comunidad en zozobra. Señalan que tiroteos provienen de los edificios de interés social, cercanos a otras urbanizaciones. “Casi todos los fines de semana hay enfrentamientos que dejan heridos en esos apartamentos, pero la policía municipal no hace absolutamente nada, aun cuando tienen una alcabala en el puente Los Leones. Las autoridades locales y nacionales deben poner de su parte, pues así no se puede vivir”, manifestó Rosendo Reinoso, quien exige a la funeraria más cercana que regule el comportamiento de los clientes: “"En velorios se tornan anárquicos”, señaló.


Funerarias también denuncian. Trabajadores de la empresa de servicios fúnebres, sin embargo, desmienten que sean ellos quienes contribuyan con la anarquía que se vive en La Paz. Aclaran que puertas adentro de su propiedad, son responsables de lo que ahí ocurra.

“Lamentablemente los vecinos nos atribuyen unas funciones de orden público que nosotros no podemos controlar. Si el familiar de un cliente se estaciona fuera de nuestras instalaciones, no podemos hacer nada. Cada quien debe tomar la previsión del llegar temprano para usar uno de nuestros 14 puestos. Y si se llega tarde, buscar otro estacionamiento privado”, dijo Ruth Jiménez, ejecutivo de ventas de la funeraria La Central.

Informó que son otros miembros de la comunidad los que salen con sus cornetas a la vía pública a invadir el espacio del otro. Por eso cree necesario que sean los organismos policiales los que intervengan para erradicar los ruidos molestos.


Acciones

Andrea Tavares, concejal de la parroquia El Paraíso, explica que estos problemas de convivencia pueden devenir en hechos lamentables como los que señalan los habitantes de La Paz, incluso con intercambio de disparos. Pide al Ministerio de Comunas que haya un acompañamiento para las familias que viven en el edificio de la Misión Vivienda, a la altura del puente de Los Leones, para establecer un condominio.

“Son urbanizaciones que no cuentan con un centro de educación inicial y otros servicios básicos. Además, en esas estructuras muchas veces operan dirigentes del partido de gobierno, politizando el roce que pueda existir entre ellos con otros habitantes de la comunidad. Incluso, puertas adentro ocurren muchos delitos que deben ser atendidos por las autoridades”, denunció Tavares.

Señaló que hace un mes se dirigió formalmente ante el Ministerio de Interior, Justicia y Paz para que se ejerza un plan para atender las denuncias. “Sin embargo, no hemos obtenido respuesta, e insistimos en la importancia de establecer políticas acertadas. En el documento pedimos que se fortalecieran algunos ejes del Plan Patria Segura para proteger a los vecinos tradicionales y los que viven en la Misión Vivienda del flagelo de las invasiones, además de erradicar los colectivos violentos que provocan zozobra y temor en la comunidad”, planteó Tavares.