• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Itinerario lúdico-reivindicativo en cuatro estaciones

Una acción de calle con niños y niñas, desde el arte, la pedagogía y el activismo urbano; un itinerario para disfrutar, señalar y proponer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La pertinaz llovizna del sábado, una semana atrás, no pudo frenar las ganas de disfrutar el itinerario lúdico-reivindicativo al que convocamos como cierre del ciclo de tertulias de +Ciudad para los niños. En total éramos unas cincuenta personas, casi la mitad niñas y niños de entre tres y doce años, quienes se afanaron en cumplir con las dos tareas propuestas: disfrutar de plaza y parque en los extremos del itinerario, a la vez que señalar problemas y oportunidades en el trayecto entre ambos. Gozamos de lo que existe, pero también del acto de poner en evidencia lo que está por hacerse.

Plaza Venezuela y el parque Arístides Rojas son espacios generosos. Pero entrar o salir de esta plaza es complicado para los viandantes, pues no hay ni semáforos, ni reductores de velocidad y los rayados son un saludo a la bandera. Las aceras de acceso y cercanas al parque se convierten, con total impunidad, en vías para motorizados cuando la calzada se llena de carros.

En medio del trayecto, al lado de la intersección con la avenida Libertador, hay un área verde con potencial de parque-jardín, pero la medialuna del lado oeste es ahora espacio viciado, tremebundo. Del otro lado, el espacio sorprende. Allí, Teresa Castillo, vecina tenaz, ha demostrado que desde la iniciativa particular también se puede transformar el espacio urbano con criterio de hospitalidad. Lo que falta es luz para que de noche el jardín no se convierta en escondite, en peligro, sino en espacio de encuentro.

Los niños disfrutaron el viaje. Los adultos también. Queda la certeza de que esta experiencia no se olvidará. La ciudad puede ser artefacto lúdico. Insistiremos.

Acción colaborativa

Entre muchos otros nos apoyaron: Gerardo Zavarce (curador de arte, cómplice total de esta actividad); los ciclistas-columpistas Ana Cecilia Pereira, Néstor Delgado y José Orozco (Ser Urbano); Blanca Rivero (arquitecta, pintora a mano alzada de rayados); Ignacio Pérez (performancista, que rescató señales peatonales que una escuela botó a la calle); Ana Babic (arquitecta y hacedora de mariposas en el taller El Desvelo); Rossella Consolini (Sadárbol); Linsabel Noguera (La rana encantada); Flix Flix (arquitecto, artista urbano), Pietro Daprano (artista); Iván González (fotógrafo); Zaida García (profesora de la UPEL); la Escuela Comunitaria Luisa Goiticoa (los niños de primer grado prepararon previamente señales peatonales con material reciclable, con la maestra Julimar García), y otros cuantos amigos, como Guido y Carla, incondicionales de esta causa.

Datos info:

1) Estación plaza

Luego de merodear entre las obras de arte público de Plaza Venezuela, jugar en el parque infantil, paramos el tránsito para cruzar sobre el desdibujado rayado, sobre el que pintamos la palabra PARE; los niños pintaron figuras peatonales sobre el asfalto con plantillas y aerosoles, además de enarbolar frente a los conductores señales de respeto al peatón, por una ciudad más humana.

2) Estación jardín

En la avenida La Salle se abren dos calles de servicio. Entre ellas y la avenida, sendas medias lunas con melaleucos, cujíes clavellinos y grandes cauchos. Del lado este, Teresa Castillo ha sembrado y cuidado un jardín desde hace cuatro años, donde rescató una ardilla bebé (la mostró a los niños). Volamos mariposas de papel, colocamos comederos de aves, escuchamos de Sadárbol algunos tips sobre reconocimiento de árboles. Los niños dibujaron con tizas de colores y jugaron a encontrar un tesoro escondido entre los singulares edificios: Pancho, Los Alpes, Aramina y San Bartolomeo. Del lado de la Nunciatura Apostólica, Ser Urbano instaló un columpio en la rama de un caucho. Pintamos un rayado, un peatón a escala humana y estampamos figuras peatonales en la acera y la calzada.

3) Estación acera

Cuando el semáforo se pone en rojo y la calzada se llena de carros, la acera de la cuadra donde se unen las avenidas La Salle y Andrés Bello se convierte en vía para motorizados; allí pintamos un peatón sobre la rampa peatonal, escribimos frases en la acera y colgamos señales recalcando el uso peatonal en postes y árboles.

4) Estación parque

Al Arístides Rojas llegamos luego de la 1:00 pm; los niños disfrutaron de los espacios y aparatos de juego de este tradicional parque. Pintaron bajo la sombra y sobre una larga tira de papel, de la mano de Pietro Daprano.