• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Damnificados del Sambil llevan tres noches en vigilia

“Dijeron que nos ubicarían en los edificios que construyen en Santa Mónica y ahora resulta que eso no es para nosotros”Jacqueline Díaz, damnificada del Sambil la Candelaria Denunciaron las condiciones de insalubridad en el refugio | Foto: José Pacheco

“Dijeron que nos ubicarían en los edificios que construyen en Santa Mónica y ahora resulta que eso no es para nosotros”Jacqueline Díaz, damnificada del Sambil la Candelaria Denunciaron las condiciones de insalubridad en el refugio | Foto: José Pacheco

Exigen que el Ministerio de Vivienda les entregue casas a las 180 familias que viven en el lugar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pasadas las 4:00 pm las familias que permanecen refugiadas en el Sambil de la Candelaria toman las pancartas que hicieron durante el día y se ubican en la planta baja de lo que hubiese sido un centro comercial. La rutina la repiten desde el lunes y aseguran que continuarán manifestando todos los días hasta que las autoridades escuchen su reclamo y se concrete la adjudicación de sus viviendas.

“Dijeron que nos ubicarían en los edificios que construyen en Santa Mónica y ahora resulta que eso no es para nosotros”, afirmó Jacqueline Díaz, una de las manifestantes. En el albergue quedan 180 familias –ingresaron 883 en 2010–, 24 de ellas no están registradas en la data del Ministerio de Vivienda y Hábitat.

Para los damnificados la situación del albergue es insostenible. María Villalba denunció que hay  ratas y cucarachas. “Tengo un niño de 8 meses con problemas respiratorios y todavía no me dan una respuesta. Hace una semana falleció una niña que tenía un mes y medio de nacida. Las condiciones del refugio no son adecuadas”, dijo.

Manifestaron que los hombres y las mujeres deben compartir los mismos baños, y que las tuberías de aguas negras están colapsadas. Anaiby Sánchez tiene una bebé de un mes de edad. Durante el embarazo contrajo una infección muy fuerte en los sanitarios y la niña nació sin dedos en las manos.

El 2 de diciembre las familias cumplirán tres años en el sitio. Provienen de La Vega, Antímano, Catia, Macayapa, El Junquito y San Agustín. Las paredes exteriores del refugio están forradas con pancartas que exigen el cese de las mentiras y la entrega de las viviendas.

Aseguraron que irán al Ministerio de Comercio, que apadrina al refugio; al Ministerio de Vivienda y Hábitat, a la Comisión Presidencial para Refugios Dignos y, de no obtener respuesta en ninguna de esas instancias, llevarán el reclamo hasta Miraflores.

Refugio tomado. Una damnificada, que prefirió resguardar su nombre, declaró que la llegada del colectivo Catedral Combativa empeoró las condiciones del albergue: “Están aquí desde hace cuatro meses y no sabemos para qué. Están viviendo en el sótano con sus familias. Cuando llega la comida, ellos se quedan con todo y nos dan las sobras. Mandan más que la policía”.

El grupo se identifica como el Ejército Popular Parroquial y, según sus miembros, fue creado para resguardar la seguridad de los damnificados y de las instalaciones del edificio.

En el Sambil funciona una escuela básica. La institución no ha abierto sus puertas en este período escolar. “Primero era nada más para los niños del refugio, ahora también atiende a los niños de los alrededores. Se suponía que iban a ampliarla y como no ejecutaron las obras no han empezado a dar clases. Allí también hay problemas con las aguas negras”, aseveró Mirna Pérez.

“Sobre las acusaciones que dicen que nosotros hemos rechazado viviendas, tenemos que decir que si lo hemos hecho ha sido justificadamente. No pueden adjudicar a una persona que está en silla de ruedas a un quinto piso en edificios que no tienen ascensor. O a familias numerosas en apartamentos de una habitación”, explicó una manifestante.

Otra mujer, de las familias que no aparecen en data, rechazó que a pesar de que tienen casi tres años en el refugio no van a solucionar su situación hasta que no terminen con las familias que están censadas.