• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Buscaracas obliga a choferes a migrar a otras rutas

Ambos servicios coexisten, pero las busetas están en desventaja | Omar Véliz

Ambos servicios coexisten, pero las busetas están en desventaja | Omar Véliz

La Central de Autos Libres y Por Puesto señala que hay 2.500 conductores afectados desde la inauguración del sistema. Los ingresos de los transportistas disminuyeron a la mitad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 2.500 transportistas que cubren las rutas de las avenidas Nueva Granada y Fuerzas Armadas aseguran que sus ingresos se han venido a menos desde la puesta en marcha del Buscaracas. Carpeta en mano, el fiscal de la línea Unión España, Robert Contreras, precisó que sólo la mitad de los usuarios habituales utiliza su servicio ante la gratuidad del nuevo sistema por inauguración.

Un recorrido por la zona revela un claro contraste: las unidades que antes circulaban repletas de pasajeros, ahora operan con casi la mitad de los puestos ocupados. Ante ese escenario, Contreras recuerda el convenio que suscribió el gremio con la Alcaldía de Libertador en 2008, cuando el proyecto era de origen municipal, durante la gestión de Freddy Bernal.

“Hicimos varios planos para optar por la concesión de otras rutas en San Bernardino y Antímano, en caso de que nos obligaran a retirarnos. Todo esto es muy injusto, pues desde un principio se trataba de una obra de inclusión para los transportistas, en la cual algunos serían absorbidos como parte de la nómina del sistema. Pero la realidad es otra. Buscaracas empezó a andar y nosotros seguimos aquí en situación desventajosa”, explica Contreras, que tiene más de 15 años de servicio.

El transportista se refiere a una competencia poco o nada recíproca. “Evidentemente, los pasajeros prefieren el BusCaracas porque es gratuito”, se cuestiona. “Desde la semana de inauguración ya dejamos de percibir más de 50% de nuestro ingreso. Por eso pienso que esto no es más que una medida de presión, de asfixia económica, para que nos vayamos poco a poco”, comenta visiblemente afectado.

También con una carga familiar a cuestas y 14 años de servicio, Omar Brito está tan resignado como sus compañeros. “Tengo 3 hijos en edad escolar, que necesitan útiles y hasta computadoras para poder estudiar. ¿Cómo se asumen esos gastos si dejamos de percibir la mitad de nuestros ingresos con la llegada de Buscaracas?”.

Sólo demoras

Pese a tres años de retraso, se inauguró el Buscaracas con opiniones contradictorias. Aunque la planificación inicial concebía el retiro de unidades de transporte colectivo para descongestionar las avenidas Nueva Granada y Fuerzas Armadas con un corredor principal en común, nada de esto se ha cumplido. Al menos por ahora.

José Montoya, quien preside el gremio de transportistas caraqueños, lamenta que no se les haya respondido de forma adecuada a las 11 líneas (con sus casi 3.000 miembros) que debieron ser beneficiadas con la puesta en marcha del Buscaracas. El dirigente acota que aunque el presidente del Metro, Haiman el Troudi, se comprometió a incorporar 100 profesionales del volante en ese sistema, todavía no se sabe cómo ni cuándo.

Recordó que del total de 2.500 conductores perjudicados, aproximadamente 150 están en edad de jubilación, sin ningún tipo de seguridad social. “Ellos también quedarían fuera de sus rutas. Son compañeros que probablemente se hayan dedicado toda la vida a esto. Ahora nos preguntamos cómo quedan”, cuestionó.

Rutas congestionadas

El caso es mucho más serio de tan simple que parece, afirma Celia Herrera, presidenta de la Sociedad Venezolana de Ingeniería, Transporte y Vialidad.

De acuerdo con la especialista, el proyecto de la Alcaldía de Libertador incluía un acompañamiento social a los prestadores de servicio de las avenidas Nueva Granada y Fuerzas Armadas, que consistía en que Fontur compraría el vehículo a cada transportista para luego convertirlo en chatarra, permitiéndole, además, renovar su unidad e incorporarla a rutas alimentadoras o calles aledañas al Buscaracas, pero no paralelo al canal exclusivo.

Para Herrera, se trata de un reto de sobreviviencia. “Si los conductores son obligados a migrar a otros trayectos no permisados, lo que viene es un congestionamiento del parque automotor: “Esto podría derivar en una invasión de calles con zonificación residencial, para conservar su trabajo”.

Con miras de evitar ese problema, recomienda a las 11 líneas que soliciten un estudio de factibilidad de ruta, emitido por el Instituto Nacional de Tránsito Terrestre. “En la medida en que se propicie la anarquía, los conductores estarán ante un escenario de sobrevivencia”.

Bernal ausente

Andrea Tavares, concejal de Libertador, se dirigió al ex alcalde Freddy Bernal para que, por su afinidad ideológica con el Poder Ejecutivo, haga las críticas constructivas que amerite el caso. “Sería interesante conocer las observaciones del diputado Bernal, quien como alcalde impulsó la obra y se comprometió a dar seguridad social a los transportistas, además de mejorar la movilidad mediante el despeje del tránsito con un canal único de circulación para el transporte colectivo. Sin embargo, no creo que se exponga a hacer una sugerencia que pudiera ser interpretada como un acto de rebeldía para el Gobierno nacional”.