• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Tarifas del transporte superficial aumentaron 1.400% en 10 años

Ya entró en vigencia el aumento del pasaje del transporte público / William Dumont

Ya entró en vigencia el aumento del pasaje del transporte público / William Dumont

Con lo que cuesta el viaje en una camionetica se pueden hacer cuatro traslados en Metro. El precio del boleto en el subterráneo ha subido 440% en el mismo período

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El bolsillo se aligera y el malestar de los usuarios crece cada vez que se aprueba un aumento en las tarifas del transporte público. Cada viaje cuenta. Especialmente si hay alguna diligencia durante el día que amerite el pago de un traslado adicional.

Jueves y viernes, Anjherlys Ojeda debe ir a la universidad y al trabajo para luego regresar a la universidad. Vive en Carapita, estudia en Los Mecedores y trabaja en Los Cortijos de Lourdes. Con la tarifa del transporte público en 6 bolívares ­–que entra en vigencia a partir de hoy en los recorridos intermunicipales– cada uno de esos días gastará en pasaje 42 bolívares intercalando los traslados en rústicos, Metro y camionetica. “Hay choferes que no aceptan el pasaje estudiantil. No estoy de acuerdo con el aumento porque han pasado pocos meses desde la última vez que subieron. Gano sueldo mínimo y no me he dado cuenta del incremento de septiembre porque todo sube”, dijo.

Hace 10 años, un usuario de transporte público superficial pagaba 0,4 bolívares para desplazarse por la ciudad. En Metro, un recorrido de más de 8 estaciones costaba 0,35 bolívares –cifras expresadas en bolívares fuertes–. El aumento de la tarifa a 6 bolívares supone un incremento de 1.400% en el costo del servicio superficial. El viaje simple en el subterráneo a 1,5 bolívares representa un incremento de 440%, en el mismo período.

Ojeda se traslada en camionetica porque no tiene otra alternativa, de este modo se convierte en un ejemplo de lo que Omar Hernández, sociólogo y urbanista, califica de usuario cautivo. “No tiene otra opción, así que no puede dejar de montarse. El usuario queda sujeto a las decisiones del chofer cuando decide cambiar de ruta, no detenerse en una parada o estacionarse en cualquier lugar. Nunca hemos tenido una política más desacertada en materia de transporte público como la actual. No se articulan los modos de traslado de forma eficiente, ni hay un plan serio para tratar el asunto, no se resuelve la congestión en las vías y el precio de la gasolina privilegia a quien tiene más dinero y se traslada en vehículo particular”.

Metro a máxima capacidad

Verónica González llegó a Caracas desde Ciudad Guayana hace 3 años. Recuerda que en ese entonces el pasaje le costaba 2,5 bolívares. “Entiendo que deban aumentar las tarifas porque ese es el sustento de los conductores, pero no lo comparto. El pasaje no debe ser un motivo de dolores de cabeza en comparación con otros gastos, pero lamentablemente lo es”.

El aumento de las tarifas responde a variables económicas, como la inflación, la devaluación y el costo de los componentes de los equipos, sostienen los choferes.

Simón Ballesteros, coordinador general del Instituto Metropolitano de Transporte, acepta que las diferencias de tarifas con respecto al Metro ha causado la migración de muchos usuarios. “En ese sistema la tarifa tiene un componente social para evitar golpear el bolsillo de los consumidores. El precio sigue estando muy por debajo de lo que debería cobrarse y eso tiene un impacto en la calidad del mantenimiento y en el colapso de la Línea 1”.

El subterráneo atiende por día a 1,7 millones de pasajeros. En agosto, los usuarios recurrieron a los servicios de Metro en 43.076.482 oportunidades, lo que representa un incremento con respecto al mismo mes del año pasado, cuando la demanda fue de 41.785.714 viajes.   

Flota antigua

El Plan de Movilidad para la Región Metropolitana de Caracas, elaborado por el Ministerio de Transporte Terrestre, reconoce que el transporte público superficial es anárquico y de mala calidad. Agrega que el parque automotor tiene un promedio de vida superior a los 20 años.

Ballesteros indica que, pese a los aumentos, la tarifa no da para reponer la flota: “Una camioneta encava cuesta 2,5 millones de bolívares. Los planes de subvención de Fontur están parados desde hace mucho tiempo. La Alcaldía Metropolitana ha hecho esfuerzos para apoyar la repotenciación y mejoramiento de algunas unidades, pero no tiene los recursos para llegar a toda el área metropolitana”.

Un inventario hecho este año por el Instituto Metropolitano de Transporte determinó que han desaparecido 10 empresas que cubrían las rutas intermunicipales. “Las unidades dieron todo lo que podían y cuando dejaron de funcionar se dejó de prestar el servicio. Ese es un mal síntoma”, subrayó Ballesteros.