• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Barrio Adentro: recursos no llegan a los módulos

Misión Barrio Adentro / Francesca Commissari

Misión Barrio Adentro / Francesca Commissari

La misión recibe dinero de ministerios, alcaldías y gobernaciones, pero no se utiliza en el mantenimiento de las sedes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los 110 millones de bolívares que gastaron el Gobierno del Distrito Capital y el Ministerio de Salud en la rehabilitación de 471 módulos tipo I de la Misión Barrio Adentro en 2012 fueron insuficientes para cambiar los bombillos del dispensario localizado en La Planicie, en el 23 de Enero.

Tampoco alcanzaron para comprar las sillas de la sala de espera de la consulta. A juzgar por lo que relató Elizabeth Rodríguez, miembro del comité de salud del sector, el módulo funciona por la vigilancia permanente de la comunidad.

"Estamos organizados y eso hace que se mantengan las cosas. Hubo un problema con las tuberías y la comunidad lo reparó", apuntó.

En El Valle, Arnaldo Méndez, dirigente vecinal, dijo que hay módulos con problemas de infraestructura y que no volvieron a ver a los médicos cubanos.

Aseguró que sólo se puede encontrar personal de la isla en un centro que está ubicado en la avenida Intercomunal de El Valle, en la entrada del barrio Las Malvinas. Afirmó que ese centro de salud es el único que funciona con regularidad y queda, paradójicamente, al lado de un basurero donde, además de los desechos sólidos, confluyen las aguas servidas de la parte alta del barrio.

José Cartaya, residente de la zona, lamenta la situación: "A veces dicen que no pueden trabajar a causa del botadero, pero hay otros módulos donde no hay basura y tampoco se les ve".

En la calle 18 de El Valle la situación sería mucho más grave, pues, denunció Méndez, los médicos se habrían retirado del sector y el área fue invadida posteriormente por una familia. La situación no se pudo comprobar porque la única vía de acceso al lugar está dañada.

Otra realidad. Pareciera que el mantenimiento de los módulos depende de la ubicación.

Los que están localizados en avenidas principales están en buenas condiciones, mientras los de calles paralelas o transversales presentan un aspecto bastante deteriorado.

Así sucede con el módulo Alí Primera, de Caño Amarillo, que funciona de manera óptima y sólo requiere reparaciones menores en el tanque y la construcción de una cerca perimetral.

En Macarao, el consejo comunal recibió la visita del Gobierno de Distrito Capital.

Nancy Rivas, miembro de la organización, dijo que el local, ubicado en el Mercal de El Ciprés, tiene filtraciones y necesita una cerca.

José Quintero, de la ONG Procatia, afirmó que en Gramoven hay varios módulos de Barrio Adentro cerrados, pero admitió que los de Ruperto Lugo y Gato Negro funcionan bien.

Para el ex director de Salud de la Alcaldía Metropolitana, Nelson Ortiz, cerca de 50% de los módulos tipo I de la misión están inoperativos. Señala que el abandono no se debe solamente a problemas de infraestructura, sino a la escasa confianza en la modalidad de la medicina.

"La gente ha perdido credibilidad y por eso no va a Barrio Adentro. No sabemos si allí hay médicos o personal técnico en Medicina. La gente sólo acude por los diagnósticos y luego va a los hospitales", afirmó.

Las cifras de la Federación Médica Venezolana son menos alentadoras. El presidente del gremio, Douglas León Natera, indicó que los reportes recibidos apuntan a que cerca de 80% de los módulos funciona a medias o está cerrado.

"Muchos son depósitos de escombros, están en malas condiciones o usados por familias como vivienda", afirmó.

Misión consentida. Barrio Adentro es uno de los programas que recibe más recursos económicos. Es financiada por varios ministerios y el Fondo Nacional para el Desarrollo Endógeno, sin contar que el mantenimiento de algunos se realiza a través de alianzas con gobernaciones y alcaldías.

El pasado 16 de enero, la jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faría, y la ministra de Salud, Eugenia Sader, informaron en el programa Toda Venezuela de Venezolana de Televisión, la ejecución de refacciones para los módulos tipo I.

El anuncio se hizo en la reapertura del ambulatorio urbano Pedro Iturbe, en Caricuao, en el que destacó un hecho peculiar: de acuerdo con notas de prensa publicadas en la web de la dependencia, el centro ­que requirió trabajos de impermeabilización, ampliación, pintura y recuperación­ ya había sido inaugurado el 6 de abril de 2011 por Faría.

Durante el acto, la funcionaria informó que en 2013 el Gobierno del Distrito Capital reparará 520 módulos, de los 560 que están en funcionamiento en la jurisdicción. Los gastos para este año se calculan en 59 millones de bolívares.

Anteriormente, Faría había dicho que en 2012 se invirtieron 110 millones de bolívares en la refacción de 23 ambulatorios y 471 módulos.

"¿Cómo explica Faría que con una asignación 47% menor que lo invertido en 2012 se garantice el cumplimiento de la meta", se pregunta el director del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, Carlos Walter.

El ex ministro de Sanidad y Asistencia Social denunció omisiones sobre el avance de obras, que tienen años en ejecución pero que no han finalizado.

"¿Cuál es la situación de los hospitales? La ministra sólo informa sobre el primer y segundo nivel de atención, pero elude referirse a lo que no ha cumplido. Más allá de Barrio Adentro, en el Distrito Capital se había propuesto construir el Materno Infantil de El Valle y el cardiológico de adultos, que no han sido terminados", expresó.