• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La basura inunda vía de La Guairita

La Guarita | Ernesto Morgado

La Guarita | Ernesto Morgado

Fallas en el alumbrado público y el mal estado de la carretera empañan el atractivo turístico de la zona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Guairita, zona de esparcimiento para los caraqueños debido a su clima agradable, su oferta gastronómica y la presencia de parques como las Cuevas del Indio, se encuentra en deterioro como consecuencia de la acumulación de basura en el sector, del incremento de la inseguridad, del mal estado de la vialidad y de las fallas en el alumbrado público.

Uno de los sitios donde los desechos se amontonan es la quebrada que pasa por debajo del puente de La Guairita, en el que antes solían  practicarse actividades como el salto en bungee y rapel. De acuerdo con Fernando Torres, vecino de la zona, el camión del aseo solo pasa de forma esporádica por el sector. “El aseo tarda mucho en venir, tampoco hay containers para que la gente pueda echar la basura, entonces no les queda otra que lanzarla a la quebrada. La basura de los restaurantes y de los viveros también va a parar al río”, afirma.

Henrique Pacheco, residente y taxista del lugar, asegura que paga un elevado precio por un servicio de limpieza ineficiente. “Uno paga por algo que no recibe. El aseo es más caro incluso que la luz. Usualmente es el doble de costoso”. Pacheco asevera que lel problema de la basura en el puente se debe a que es tierra de nadie, pues la mitad pertenece a El Hatillo y la otra mitad pertenece a Baruta y a Sucre. “Uno va a reclamar a las alcaldías y lo pelotean  de una a otra, pero cuando llega la hora de cobrar los impuestos, ahí sí les pertenece el puente”, expresa.

Sin embargo, no es este el único lugar del sector en el que se evidencian montones de desechos. Después de cruzar el arco que anuncia la entrada al municipio El Hatillo, es frecuente encontrar montículos de basura a los lados de la avenida principal. El caso más emblemático es el de una montaña de cáscaras de coco que se encuentra, desde hace más dos meses, sobre la acera derecha de la avenida. Jenny Sánchez, empleada de un local de cocadas, afirma que en su negocio no se recogen los desperdicios de forma regular, a pesar de que pagan religiosamente todas las facturas de servicios y los impuestos contemplados en la ley. “Es triste que una zona que es la entrada de un cementerio esté llena de basura”, dice Sánchez.


Oscuridad, inseguridad y baches. Otro de los inconvenientes que padecen los habitantes de La Guairita son los grandes huecos que hay en la avenida principal y que ocasionan molestias a los visitantes los fines de semana, cuando el tráfico se vuelve más pesado. Un vecino del sector asegura que la alcaldía no se hace cargo de mantener la vialidad y que son los habitantes quienes se ponen de acuerdo para rellenarlos con cemento y piedras. También afirma que la falta de luz en las noches y de efectivos policiales hace que se incrementen los actos delictivos en la zona, como los secuestros y los robos. “Esto es una zona turística totalmente abandonada por las autoridades, aquí hay secuestros, robos, extorsión, huecos en las calles, basura y fallas en la iluminación. Lo peor es que uno paga los impuestos y cuando va a reclamar no le prestan atención, pero que no se te ocurra no pagarlos porque ahí mismo aparecen”, expresa.


En la mira del hampa

Este parque nacional, que constituye uno de los pulmones naturales de la capital, se ha convertido en otra de las zonas del país en las que reina la inseguridad. El dueño de uno de los restaurantes cercanos al lugar, quien no quiso revelar su identidad, afirma que los fines de semana aumenta la cantidad de crímenes en la zona, debido a que van muchas personas buscando despejarse del ajetreo de la ciudad, por lo que los ladrones “se dan un banquete”.