• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Artistas plásticos trabajan para darle color a la ciudad

Intervenciones artísticas en Caracas. En la gráfica, el Colegio Miguel Otero Silvo de Baruta/Alexandra Blanco

Intervenciones artísticas en Caracas. En la gráfica, el Colegio Miguel Otero Silvo de Baruta/Alexandra Blanco

Buscan que las intervenciones para recuperar espacios públicos se conviertan en políticas permanentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Algunos rincones de la ciudad han tomado color. Pintura, brochas, más trabajo artístico y comunitario hacen de la pared de una escuela, la parada de autobús o la rueda de un parque otro lugar, donde el arte facilita los caminos para sensibilizar a las personas para convertir los espacios públicos en los verdaderos lugares de encuentro en Caracas.

Un grupo de artistas ha venido trabajando desde hace unos años en la intervención de ciertos puntos de la ciudad. Bajo la tutela del curador Gustavo Zavarce y apalancados en la convocatoria de subastas anuales del Hospital San Juan de Dios, El arte se subasta por una sonrisa, el centro hospitalario ha visto la transformación de sus áreas comunes. }

En 2012, el artista urbano Flix trabajó sobre la parada de autobuses del hospital y le puso color a un área que solía ser muy plana. El parque que está detrás de esa parada también fue recuperado. “Todo esto tiene un carácter recreativo. Hace unos días traje a mi niño que estaba enfermo y, de verdad, se sintió mucho mejor de ánimo cuando llegó al parque. No todos los hospitales tienen esto”, comenta Wendy Lara, madre de un paciente.

El año pasado, la creadora Marylee Coll, con el patrocinio de la Fundación Telefónica, encabezó la recuperación de la terraza con una intervención cromática que contribuyó a hacer del sitio un lugar activo.

Palabra y color. El Plan FIA Todo Terreno, motivado por el 20 aniversario de la Feria Iberoamericana de Arte, convocó a Zavarce a coordinar la intervención de algunas calles de Caracas. Ese fue el germinador del proyecto Psicologías Sensibles que se da en varias escuelas de la capital en una conjunción entre el trabajo de los artistas apoyados por directores, maestros, alumnos, padres y líderes de las comunidades.
El preescolar Miguel Otero Silva, ubicado en el sector Santa Cruz de Baruta; las escuelas Bárbaro Rivas, de Las Minas de Baruta, y la Lucas Guillermo Castillo, en el pueblo, fueron algunos de los espacios en los que trabajaron.
“Yo soy luz”, “yo soy paz”, “yo soy amor”, “yo soy equilibrio” son algunas de las frases que se leen en el mural de la cancha de la escuela Bárbaro Rivas, inaugurado este jueves. “Lo desarrollamos en varias fases, gracias al financiamiento del Colegio Británico. Trabajamos primero en el mural de la cancha y luego en una sala que está muy cerca, pensando en la palabra y el color”, cuenta la autora María Eugenia Pineda.
 
Para todos. Otro objetivo es convertir los parques públicos en los centros de encuentro y de cultura de los ciudadanos. Junto a la Alcaldía de Sucre se llevó a cabo la intervención de la plaza Simón Bolívar de Las Vegas de Petare. Emilio Narciso estuvo a cargo de la policromía de piso, muro y techo. “Esto cambió el estilo de vida en la plaza. Ahora hay mucha más gente”, confiesa José Luis Salas, vecino de Petare. Blasina Romero coincide con Salas, pero advierte el descuido en el que han dejado las obras. “Lo arreglaron muy lindo, pero hay que mantenerlo. Últimamente no he visto vigilancia y hace mucha falta aquí”.
El parque La Ciudadela, en la urbanización baruteña del mismo nombre, también fue objeto de una intervención. La artista plástico Michelle Ortiz se inspiró en la comunidad para idear sus murales. “Ella plasmó los sueños y los temores de los que estábamos ahí”, recuerda Olivia de Osorio, habitante de la comunidad. “Hay muchas áreas que se pierden y que deberían usarse para la familia. Incluso venir a hacer ejercicio aquí y no en un gimnasio es un ahorro de dinero”, dijo Alexander Matos. 



Un taller en 
el San Juan de Dios 
Gerardo Zavarce, como líder del grupo de artistas que han estado interviniendo espacios en la ciudad, reconoce que comenzaron con pequeños pasos. Pero van por más. Para este año en el hospital San Juan de Dios planifican una policromía lúdica, ejecutada por Emilio Narciso, en el área que comunica el jardín con el estacionamiento. María Virginia Pineda se encargará del pasillo número 1 del centro de salud, y lo asemejará a los vitrales de las iglesias. También quieren instalar paredes falsas que funcionen como galerías para los dibujos de los niños que esperan a ser atendidos y puertas de tiza que faciliten la comunicación entre médicos y pacientes. Entendiendo la importancia del café para familiares y trabajadores, propondrán talleres de barismo. Para 2015, trabajarán en un sistema de señalización en el hospital que sea de fácil lectura. 

Hay planes para modificar la fachada de la Escuela Bárbara Rivas para hacerla más vistosa y trabajarán en la calle que conduce a la escuela. El proyecto de Zavarce es ambicioso y a largo plazo. “Es muy importante vincularnos con los gobiernos locales y nacionales. Lo que queremos es ir poco a poco hasta que esto se convierta en una política de acción permanente”.