• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Arquitectura utilitaria beneficia a vecinos de Barrio Nuevo

Estudiantes de la UCV diseñaron objetos para la comunidad con materiales reciclados 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una biblioteca cinética que sirve para separar dos ambientes, un techo verde hecho con botellas de refesco, una jardinera de diseño armada con soportes de acero. Los vecinos del sector Barrio Nuevo, ubicado entre La Castellana y la Cota Mil, abrieron sus casas a estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela, que diseñaron en tres semanas objetos utilitarios y estéticos acorde a las necesidades de cada familia.  

El arquitecto Miguel Braceli, profesor de la UCV y promotor del proyecto, señaló que el objetivo del ejercicio que desarrollaron estudiantes desde cuarto hasta noveno semestre de la carrera, era enfrentar a los alumnos con potenciales clientes y necesidades reales y acercar la academia a la comunidad, lo que permitió que los vecinos de Barrio Nuevo cuenten con nuevo equipamiento doméstico con alto contenido de diseño y de corte experimental. La intervención sirvió de cierre del taller de fabricación denominado “La construcción de lo doméstico”.

Gipsi García, habitante del sector, comentó que al principio los vecinos se mostraron un poco renuentes en dejar entrar a desconocidos en la comunidad y, más aún, en sus casas. "Este proyecto es algo totalmente nuevo para nosotros”. Afirma que luego de las primeras reuniones, abrieron las puertas de sus casas a los muchachos. La actividad también representó un reto para los estudiantes, quienes debieron adaptar los diseños a las peticiones de las familias y a las dimensiones de las casas.

El ejercicio supuso una intervención en sectores informales construidos por sus propios habitantes. Barrio Nuevo es uno de los pocos sectores populares de Chacao. Tiene 55 años de fundado. Felipe Rodríguez, favorecido con una biblioteca de madera que puede ser utilizada para diferentes propósitos, señaló que los jóvenes trabajaron como unos profesionales. "Le agregaron toques modernos a la casa".

En la vivienda de Dilia Rodríguez construyeron una jardinera con soportes de aluminio. Rodríguez dice que recibieron a los muchachos como si fueran de su propia familia y que les alegra que han regresado para revisar que estén recibiendo el debido mantenimiento. El objetivo principal de la construcción de esos objetos no era solamente estético, tenían como meta que sirvieran en la vida cotidiana de la comunidad.

García comenta que uno de los puntos atractivos en esta experiencia es que la mayoría de los materiales utilizados eran reciclados. “Utilizaban cartón, metal, madera y fibras para lograr que los diseños tuvieran vida”. La actividad, que Braceli espera poder seguir en próximos semestres con otros grupos de estudiantes, benefició 15 viviendas de las 62 que hay en la comunidad. Las intervenciones se realizaron en colaboración de las profesoras María Alejandra Moleiro y Grace Souki.