• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Aplican plan de contigencia para cubrir el aseo urbano

Los botaderos de basura a cielo abierto son uno de los principales problemas que afectan a las comunidades | ALEXANDRA BLANCO

1.100 toneladas de basura se producen diariamente el municipio, según la Dirección de Ambiente de la Alcaldía de Sucre | ALEXANDRA BLANCO

En algunos sectores de Petare, Los Cortijos y La California amanecieron las calles repletas de basura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las calles del municipio Sucre, de Los Cortijos a Petare, amanecieron ayer repletas de basura después de dos días sin servicio de aseo urbano, por un conflicto interno con empleados de la contratista Sabenpe, de acuerdo con Joseph Goitte, gerente de calidad ambiental de la alcaldía del municipio.

Goitte señaló que desde el sábado 24  hasta el miércoles 28 de de agosto se mantuvo cerrado el paso en el patio de transferencia de Julián Blanco, en el sector Mariches, alterando el orden de las rutas de recolección, lo que redujo 50% la capacidad operativa.

“Si antes un camión podía dar cuatro viajes hacia Julián Blanco, al desviarlo a La Bonanza fuera de la ciudad, se toma realmente dos días. Esto se traduce en que estamos dejando de recoger 600 toneladas de basura que quedan en la calle, de las 1.100 toneladas que se producen a diario en Sucre”, aclaró.

Prevé que hoy sea cubierto todo el trayecto de la avenida Francisco de Miranda, donde no ha pasado el camión de basura desde el sábado pasado. Pero será el viernes cuando se restituya el ritmo de trabajo que se mantuvo alterado hasta el miércoles, cuando se abrió el patio de transferencia de Mariches. Por el momento, Goitte informó que en la dirección de Ambiente trabajan con el doble del equipamiento para solventar la contigencia.

Manifestó que los trabajadores mantienen la exigencia a la contratista Sabenpe de aclarar la su situación laboral, luego de vencerse la concesión de la empresa este año.


Los más afectados. A lo largo de la avenida Francisco de Miranda, los desperdicios regados en el piso obligaron a los peatones a desviar el paso. Mientras que algunos comerciantes se encontraron con la desagradable sorpresa en la entrada de sus locales. Como el caso de Rebecca Palma, que ayer trabajó en su kiosco, rodeada de escombros, restos orgánicos y hasta una cama: “No es posible que debamos trabajar en estas condiciones cuando pagamos impuestos. Lo que ocurrió hoy no pasa siempre. Esperemos que esto llegue a feliz término y se resuelva pronto”.

Los desperdicios también se adueñaron del frente del negocio de Ricardo Ladino, en el sector El Dorado. “He peleado con todo el mundo, hasta la junta comunal, pero nadie hace caso. Sabemos que pueden existir problemas con los trabajadores de Sabenpe, pero a veces cuando el camión pasa hasta tres y cuatro veces, nadie colabora. Así que los vecinos también son responsables de lo que pasa aquí”, señaló el afectado.