• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Ansiedad por enfermedad de Chávez y oraciones por su recuperación

La llamada Esquina Caliente, en la plaza Bolívar, se ha convertido en un punto para rezar a Dios por la salud del mandatario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como un día cualquiera, Orlando Díaz se sentó a descansar en la denominada Esquina Caliente de la plaza Bolívar de Caracas, para intercambiar inquietudes con sus compañeros de ideología. Pero ayer su motivación fue distinta, pues salió bien temprano de su casa en Antímano hacia ese lugar, donde se dispuso cómodamente a leer las noticias que daban cuenta de la salud del presidente Hugo Chávez y también elevó una oración por la pronta recuperación del mandatario, al cumplirse el primer día de la cirugía practicada en La Habana.

“Acabamos de decir unas plegarias entre todos para que Dios lo saque airoso de este aprieto. Aquí, en la Esquina Caliente, venimos las personas mayores, con convicción revolucionaria a pedir por la mejoría del comandante”, detalló Díaz.

Así como dogma de fe, a Josefa Reyes no le importa que aún no se informe sobre el lugar donde se aloja el cáncer del mandatario. Para ella lo más importante es que Chávez sane, por ello pide la intermediación de la Virgen del Carmen, así como a otras figuras religiosas. “Y ahora que nuestro líder está en Cuba recuperándose, pido al señor que tengo en frente que lo cure definitivamente”, explicó Reyes, mientras su dedo apuntaba la estatua de Simón Bolívar.

“También creo en la Virgen del Carmen, que es muy poderosa. Es ella también quien puede evitar la muerte de alguien cuyo ciclo aún no se ha cumplido ante una enfermedad difícil. De cualquier manera, no me interesa saber dónde se fijó el cáncer para tener la certeza de que va a reponerse”.

Consultada sobre si existe alguna relación entre el estado de salud del jefe del Estado y las consignas políticas que invocaban la muerte, Reyes se tomó unos segundos para reflexionar su respuesta. “Llamar a la muerte no es bueno. Pero entiendo que esto era parte de una frase hecha, que repitió constantemente”.

Inquietudes colectivas En la plaza Francia de Altamira, María Medina se mostró igual de interesada, pero quiso exponer sus argumentos. “Soy 100% chavista y quiero saber sobre la salud del Presidente, pues depende de dónde se desarrolle su cáncer dejaría entrever la gravedad del mismo. Como ciudadanos, queremos saber dónde está el tumor”.

A diferencia de Medina, Karen Palma admite no pedir a Dios que Chávez se recupere, pero tampoco quiere que muera. “Si su ciclo de vida se cumplió, eso ya es decisión de Dios. Por mi parte, jamás le desearía mal a nadie, mucho menos que muera. No obstante, como Presidente creo que él ha hecho mucho daño y por eso debe separarse del poder. Podría incluso mejorar, recuperarse y vivir, pero su tiempo pasó. Ha tenido todo el poder en sus manos y sólo ha provocado el odio en los venezolanos. Además, no le ha puesto freno a la delincuencia”.

La misa. Ayer se celebró una eucaristía en el regimiento de la Guardia de Honor, en Miraflores, por la pronta recuperación del Presidente. Al acto religioso sólo tuvieron acceso los trabajadores civiles del palacio y funcionarios de la Fuerza Armada Nacional.