• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En Altamira Sur esperan protestas pacíficas

Destrozos producto de las manifestaciones en Altamira / Foto de Leonardo Noguera

Destrozos producto de las manifestaciones en Altamira / Foto de Leonardo Noguera

Los residentes cercanos a la plaza Francia avalan las manifestaciones, pero lamentan los destrozos. Sospechan que hay infiltrados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Vecinos de Altamira Sur, afectados por las protestas de las últimas dos semanas, aseguran que están de acuerdo con las demandas de los manifestantes pero no con la forma de exigir las reivindicaciones. Creen que al cerrar las vías y colocar barricadas se interrumpe el tránsito para emergencias y para el normal desenvolvimiento del trabajo y los estudios.

El técnico dental Wilky Valdez tiene un consultorio odontológico en el edificio Terepaima, ubicado en Altamira Sur con calle José Félix Sosa. En esa esquina todavía ayer se veían láminas medianas de zinc, bloques de concreto, peñascos y piezas de hierro utilizadas por los manifestantes para hacer las barricadas.

Valdez cree que se debe apelar a la creatividad y encontrar maneras pacíficas para protestar, pero evitar caer en provocaciones pues considera que las consecuencias negativas de trancar las vías son mayores a los beneficios. “Tengo dos semanas sin recibir pacientes y de igual forma debo pagar la nómina de empleados. Esta protesta nos afectará económicamente. Creo que genera más vandalismo porque ni siquiera tiene un líder que la oriente”, aseveró.

John Quiñones, vecino de Residencias Dumas, recordó que cuando era joven también protestó contra el gobierno de turno. Ahora piensa que esa no es la vía idónea para expresar el rechazo: “No tiene sentido, el país se atrasa. Estas guarimbas nos afectan a todos. Aquí lo que tenemos que hacer es trabajar más”.

Frente a la Torre Británica derribaron una parte del muro perimetral del terreno de la CAF. Donde antes había paredes ahora se ven los orificios abiertos. En la plaza Virgen María Auxiliadora, frente a la plaza Francia de Altamira, también se ven restos de la protesta. Además de los escombros en cada una de las esquinas hay vidrios rotos en el piso. Las ventanas del módulo de Metrobús fueron golpeadas.

Sonia Díaz, empleada de la peluquería Anny Danny, ubicada en Altamira Sur, admite que su trabajo se ha reducido drásticamente desde que comenzaron las manifestaciones, pero subraya que los destrozos que se registran en la zona no fueron causados por estudiantes sino por infiltrados del gobierno que llegan a la plaza entre las 3:00 pm y las 4:00 pm.

Con esa hipótesis coincide Magali Rubio, vecina, que incluso protegió a los estudiantes el miércoles 19 de febrero, cuando funcionarios de la GNB y de la PNB arremetieron contra ellos.

“Los verdaderos estudiantes son pacíficos. En cambio, he escuchado a supuestos manifestantes gritando hacia los balcones: ‘Bajen desgraciados, que estamos peleando por ustedes’. Yo resguardé a cinco estudiantes el 19 de febrero cuando los guardias rompieron las cerraduras del edificio donde vivo y abrieron fuego contra ellos. Como a la media hora uno de ellos bajó, después de que le dimos comida y protección. Al rato, todos lo vimos caminando junto a los funcionarios”, aseguró Rubio.