• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En Altamira y Chacao no cesa la represión

A esta hora continúan las detonaciones en el área del casco de Chacao | Foto Francis Custode

El área afectada es el casco de Chacao | Foto Francis Custode

A las 6:50 pm, el alcalde Ramón Muchacho informó que Salud Chacao había atendido a cinco lesionados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los alrededores de la plaza Francia no se puede respirar. La lluvia de gases lacrimógenos lanzados por la Guardia Nacional Bolivariana en Altamira Sur después de las 4:00 pm obligaba a contener la respiración, no sólo por los efectos sino por el miedo.
Giovanna Fantín se refugió en el baño de su casa: “La situación es extraña, no es el guión habitual, están más agresivos. Parece que sacaron unos muebles de la Torre Británica, pero no puedo ver desde mi casa. Hay muchos disparos y gases y la ballena no está apagando la barricada”. Hombres encapuchados entraron al centro empresarial y saquearon una oficina en el primer piso.
Durante la instalación de la Conferencia de Paz, el presidente Nicolás Maduro se refirió a lo que estaba sucediendo: “En Altamira están asaltando, destrozando y quemando la Torre Británica y varias instalaciones de organismos del Estado”.
A las 6:00 pm, la presencia de la GNB se contabilizaba en 6 tanquetas, 2 ballenas, rinocerontes y un contingente de por lo menos 200 funcionarios. A las 6:50 pm, Ramón Muchacho, alcalde de Chacao, informó en su cuenta de Twitter que a Salud Chacao habían ingresado 5 pacientes: 1 por perdigones, 1 por contusiones/laceraciones, 1 por convulsiones y 2 por disnea debido a los gases.
El martes en la noche se repitió la escena en la avenida Arturo Uslar Pietri, donde fueron bombardeados por más de cinco horas con bombas lacrimógenas, en un intento de remover una barricada. Los efectos se prolongaron por más de 18 horas.

El Dato
El grupo MiCondominio.com envió una carta al presidente Nicolás Maduro para exigir que el Estado resarza los daños ocasionados en conjuntos residenciales por la acción de los cuerpos de seguridad en la dispersión de protestas.