• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Lluvias causaron daños en 36 casas  en Distrito Capital y el estado Miranda

El Guaire / Lisandro Casa

El Guaire / Lisandro Casa

En Baruta y Libertador se reportaron ramas y árboles caídos. Recomiendan extremar precauciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las copiosas lluvias de ayer pusieron en alerta a los cuerpos de rescate. La directora de Protección Civil del Distrito Capital, Bárbara Rubio, informó, en declaraciones a Unión Radio, que se registraron deslizamientos en las zonas de Antímano, Macarao, La Vega, El Paraíso y la Cota 905. "En el Distrito Capital hay lluvias entre leves, moderadas y fuertes, en varias parroquias. El personal está desplegado en la ciudad verificando la situación en cada zona", dijo.

Su par del municipio Sucre, Gabriel D'Andrea, informó sobre el colapso parcial de 3 casas en el kilómetro 18 de la carretera de Mariches y otras 10 viviendas anegadas en los barrios José Félix Ribas y 5 de Julio, en Petare. Indicó que en el sector El Encantado permanecen atentos por la inestabilidad del terreno y los vecinos han denunciado desde hace días el colapso de la vía. A pesar de las continuas precipitaciones, el río Guaire no se desbordó ni causó alerta en los municipios caraqueños.

Williams Martínez, comandante del Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital, dio cuenta de 6 casas que resultaron afectadas por la caída de un árbol en San José de Cotiza. Precisó que los daños fueron menores y no hubo lesionados. Reportó árboles caídos en la avenida Fuerzas Armadas. Sobre daños en la vialidad, indicó que en el kilómetro 16 de la carretera de El Junquito hubo un deslizamiento de tierra, que fue retirado por cuadrillas de obreros.

En Baruta, el fuerte aguacero de la tarde causó la caída de ramas en El Cafetal y Los Campitos. “Sólo se afectó un cableado de Cantv y ya esa situación fue debidamente notificada”, dijo Miriam Veracoechea, directora de Protección Civil local.

También hubo estragos en otras localidades del estado Miranda, donde resultaron afectadas 17 viviendas entre Cúa y San Antonio de los Altos, por causa de inundaciones, sin daños estructurales. De acuerdo con un informe de Protección Civil en la región, otra de las zonas más afectadas fue el municipio Guaicaipuro, en Los Teques, donde reportaron un deslizamiento de tierra cerca de la alcabala de la Guardia Nacional, que afectó un canal de circulación de la vía de El Jarillo.

Pronóstico. Por lo menos, 72 horas más de precipitaciones se registrarán en el norte del territorio nacional, algunas con descargas eléctricas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología. Marco Durán, pronosticador de guardia, aclaró que por ser mayo un mes de transición, el clima puede ser variable hasta que comience formalmente la temporada lluviosa, en 15 días.

Si se cumple esa proyección, Caracas estaría más cerca de alcanzar los 45 milímetros de precipitaciones (cada milímetro equivale a 1 litro por metro cuadrado), lo que suele originar deslizamientos en las zonas más vulnerables de la ciudad, indicó Valdemar Andrade, profesor del Departamento de Ingeniería Meteorológica de la Universidad Central de Venezuela.

Sólo ayer se registraron 10 milímetros de lluvia, apuntó el especialista. “El lunes empezamos con un registro de 11,9 milímetros y el martes la proporción bajó a 10. Realmente ha llovido poco, pero sí de forma prolongada. Esto permite que el agua humedezca los suelos y se produzcan deslizamientos. En estos cinco días recientes tenemos acumulado 38,5 milímetros de agua, suficientes para pedir a los organismos oficiales que extremen los esfuerzos de prevención para mitigar el riesgo”.

En relación con el estado Miranda, Andrade afirmó que ha llovido más que en el área metropolitana de Caracas. “Mientras en la capital cayeron esta semana cerca de 20 milímetros, en los Valles del Tuy, Guarenas y Guatire la proporción es de 35 milímetros”, dijo el profesor de la UCV.

Dos gandolas causaron accidentes

Sobre el pavimento mojado, ayer en la mañana volcaron dos gandolas en las autopistas Valle-Coche y Regional del Centro. Eduardo Páez Pumar, quien preside la Asociación Integral de Políticas Públicas, sugirió retomar la figura de peajes donde había control permanente del transporte de carga.

 “A efectos de las labores de mantenimiento, los peajes pueden servir para monitorear el control de peso de las gandolas. Por eso, cuando hay sobrecarga, el riesgo es muy alto. Por lo menos en la Regional del Centro es normal verlas circulando a velocidades extremas, incluso por el hombrillo. Pero lo más importante es que, llueva o no, debe existir la regulación correspondiente”, dijo el especialista.