• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Alcaldías subsidian hasta 80% del aseo urbano

La Ley de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos establece la conformación de un consejo nacional para apoyar técnicamente a los estados, municipios y mancomunidades en materia de desarrollo sustentable y gestión integral sobre el manejo de la basura | Foto: William Dumont

La Ley de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos establece la conformación de un consejo nacional para apoyar técnicamente a los estados, municipios y mancomunidades en materia de desarrollo sustentable y gestión integral sobre el manejo de la basura | Foto: William Dumont

La Ley de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos establece la conformación de mancomunidades en la materia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si fuera necesario calificar el aseo urbano de Caracas en una escala del 1 al 20, menos de 10 es el rango que coloca la biólogo y ecologista Evelyn Pallotta, quien cree conveniente la participación del poder central como eje integrador para articular con las autoridades políticas de desarrollo sustentable y así bajar progresivamente las 3.000 toneladas diarias que generan en su totalidad los municipios Chacao, Libertador, Baruta, El Hatillo y Sucre.

Y si bien la Ley de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos establece la conformación de un consejo nacional para apoyar técnicamente a los estados, municipios y mancomunidades en materia de desarrollo sustentable y gestión integral sobre el manejo de la basura, la realidad es que las alcaldías subsidian hasta en 80% la recolección de desechos.

Nicola Verónico, gerente de Ambiente de la Alcaldía Metropolitana, explicó que dicha comisión estará conformada por dos representantes de las asociaciones de gobernadores, dos de las asociaciones de alcaldes y un vocero por cada ministerio: Ambiente, Salud, Defensa, Educación y Deportes; además de un representante de la empresa privada. Pero esto en la práctica no se cumple.

“Es imperiosa la necesidad de que el Gobierno se siente a discutir los temas de ambiente con los interlocutores de las alcaldías, así sean de tendencias distintas a su ideología. A nosotros en la Alcaldía Mayor nos dejaron la coordinación en materia ecológica y de manejo de los desechos y residuos, pero nos retiraron los recursos para poder asistir económicamente, en caso de que sea necesario, a las alcaldías en el servicio de recolección de basura”, resumió el funcionario.

Advirtió que en condiciones normales, los municipios no tienen por qué subsidiar el aseo urbano, de acuerdo con los indicadores suministrados por las alcaldías de El Hatillo, Chacao y Sucre, donde se exoneran de 15%, 65% y hasta 80% del servicio, respectivamente. “El escenario ideal es que cada cual se pueda sustentar sobre la base de los ingresos por concepto de prestación de servicio, pues se conducen fondos que pueden ser útiles en otras áreas sensibles como la salud, vialidad o educación. En El Hatillo los concejales se han negado a aumentar tarifas. Lo mismo ocurre en Sucre cuya cámara municipal, opositora al gobierno de Carlos Ocariz, derogó un aumento que ya había sido aprobado”.

"Hasta que este limpio". María Alejandra Hares, directora de Ambiente de Chacao, señaló que a diferencia del resto de municipios, ahí no existe contratos de concesión, sino que aplica un modelo de contratación de servicios que se somete a concurso anualmente. “Por eso nosotros no pagamos por toneladas de basura recogida, sino por hacer los recorridos que sean necesarios hasta tanto el municipio esté completamente limpio”.

Que Chacao subsidie 65% del costo del servicio no deja de sorprender a la autoridad metropolitana. “Partiendo de su autonomía, Chacao puede invertir lo que consideren pertinente de acuerdo con su realidad presupuestaria. Sin embargo, podría ser una responsabilidad compartida con el Estado, considerando que se trata de un territorio paso, donde se generan consumos de habitantes de municipios vecinos”, dijo Verónico.

Sobre el caso particular de Sucre, que se encuentra en puertas de un proceso de licitación por el vencimiento del contrato de Sabenpe, Evelyn Pallotta opina que sectorizar al municipio en cuatro cuadrantes (cada uno con una empresa asignada) puede ser un traje a la medida de la necesidad de este municipio. “Es una medida correcta si lo que se quiere evitar es que, por un paro de trabajadores, se ponga en riesgo la limpieza de todo el municipio Sucre. Pero también deben apuntarse a soluciones integrales para regular, por ejemplo, la cantidad de empaques innecesarios que puede tener un producto”, explicó.

Menos desechos. Pallota, directora regional de Ambiente en la Gobernación de Miranda, opinó que la solución medular al problema pasa por disminuir la generación de basura para mejorar el rendimiento de las empresas recolectoras. Con voluntad política y un esquema educativo con alcance hacia las grandes industrias, es posible mejorar en corto y mediano plazo los indicadores metropolitanos.

“Por el momento estamos en el proceso de llegar al 10. Estaremos aprobados cuando exista una visión integral del Ministerio del Ambiente y del Ministerio de Ciencia y Tecnología con rango de política de Estado en el área metropolitana de Caracas. No es sencillo, pero siempre insisto a las alcaldías que no dejen de intentar comunicarse con el Gobierno para mejorar esa escala”.

Los Testimonios

Frank Huisa, director de Ambiente de El Hatillo. “En este momento estamos en proceso de licitación, pues a Sermeca se le vence su período de dos años. En nuestro caso es indispensable que los vecinos cumplan regularmente su factura de aseo, pues contamos con recursos deficitarios que apenas nos permiten de subsidiar entre 10% y 15% del costo del servicio. Por eso, es esencial que la gente cumpla con sus obligaciones.”.

Simón Tenorio, director de Áreas Verdes en Baruta. “Para el primer trimestre de 2014 está por empezar la licitación, por el vencimiento de la concesión de Fospuca, que empezó en 1994 por plazo de 10 años y luego se extendió por otros 10 hasta la fecha”.

Norberto Bausson, Instituto de Protección y Saneamiento Ambiental Sucre. “Consideramos dividir al municipio Sucre en cuatro cuadrantes, cada uno con una contratista asignada. De manera que se puedan descentralizar los esfuerzos. Esperamos también, de cara a una próxima gestión, contar con una cámara de concejales que actualice las tarifas, ya que las nuestras se mantienen rezagadas desde 2002. Así se garantizaría despejar de las calles de Sucre la basura que actualmente forma parte del día a día de nuestros vecinos”.