• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Alcaldías del área metropolitana sobreviven gracias a los impuestos

El pago del impuesto por derecho de frente constituye el 80% del presupuesto de los municipios | Foto Ernesto Morgado

El pago del impuesto por derecho de frente constituye el 80% del presupuesto de los municipios | Foto Ernesto Morgado

Ante el poco porcentaje que reciben del gobierno nacional, los municipios se concentran en cautivar a la empresa privada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace tres años y medio, Chacao, uno de los municipios más ricos del país, se vio en aprietos. En aquel momento las empresas de seguro y casas de bolsa que funcionaban en la jurisdicción fueron intervenidas, y dejaron bloqueadas las cuentas del municipio. La situación generó que cayeran 35% los ingresos por concepto de impuestos.

El alcalde Emilio Graterón recuerda el hecho como una oportunidad, pues obligó a que los gerentes de la alcaldía diseñaran nuevas estrategias para financiar un municipio en momentos de crisis. “Somos un territorio atípico del resto del país. Hemos logrado atraer a las empresas que generan pagos de impuestos y desde octubre estamos creando excedentes de recaudación después de cinco años sin poder hacerlo”.

Lejos de la queja, Graterón relativiza el hecho de que las transferencias del gobierno nacional apenas sirvan para cubrir 5% del presupuesto de Chacao. Se enfoca en destacar de dónde proviene 83% de los recursos: “El secreto es atraer a la gente para que te paguen impuestos”. El 12% restante lo aportan los impuestos a inmuebles urbanos, rendimiento financiero y un porcentaje mínimo que viene de demandas ganadas por reparos fiscales.


La imaginación otorga respuestas. Ante la insuficiencia de recursos que reciben del gobierno nacional, vía situado constitucional o a través del Consejo Federal de Gobierno, las alcaldías de Sucre, El Hatillo y Baruta también han desarrollado mecanismos creativos para sobrevivir.

Con ciudadanos con poca cultura de pago han optimizado el cobro de rentas (patentes de industria y comercio, así como de inmuebles urbanos). Establecer convenios con organismos internacionales y consolidar acuerdos con empresas privadas también son estrategias aplicadas por las gerencias de presupuesto o de administración de los municipios para cumplir con los habitantes de jurisdicciones que muchas veces no cuenta ni siquiera con lo indispensable para pagar la nómina de los empleados.

Si bien la Ley del Poder Público Municipal no permite que las alcaldías suscriban préstamos con organismos multilaterales de manera directa, todavía tienen opciones para cumplir con sus compromisos y gastos: las contribuciones por mejoras implican que cada nuevo constructor o inversionista aporte a un fondo que será reinvertido en obras para el municipio. Es el caso de Las Mercedes, donde la plusvalía que generó el cambio de la zonificación de residencial a comercial y de oficinas, permitió realizar las obras de la plaza Alfredo Sadel y parte de la red de drenajes. 

En Chacao el ejemplo lo constituye Campo Alegre donde, según Graterón, se logró recaudar hasta 12 millones de bolívares. Los acuerdos con empresas privadas para inversiones mixtas facilitaron la culminación del Teatro de Chacao y también tienen el referente de la inversión directa de empresas privadas en políticas públicas, gracias a los compromisos de responsabilidad social empresarial. El Alcalde agrega que la totalidad de adultos mayores del municipio tiene pólizas de seguro gracias al acuerdo.

El director de presupuesto de la Alcaldía de Sucre, Rafael Sierra, destaca que en el municipio la mayoría de los ingresos proviene de ingresos propios. Tenemos una efectividad muy alta, logramos recoger entre 94% y 97% de lo recaudable en el municipio. “Si no hubiésemos tomado las riendas de nuestra recaudación estaríamos quebrados. Con lo que nos da el gobierno nacional no es suficiente. No nos alcanza ni para pagarle a los policías”, agregó.

El director de Infraestructura de El Hatillo, Fernando Ramos, señala que muchas de las obras que desarrolla en el municipio se sufragan gracias a convenios viales con los promotores de los edificios, para así cubrir déficit de servicios. “El elevado de Sigo, en Cerro Verde, en la subida de Los Naranjos, se pagó con los impuestos que debía esta empresa. Así también terminamos la vía hacia El Seminario gracias a varios aportes privados”.

En Baruta la ecuación es igual a los otros municipios: más de 80% viene por derecho de frente a inmuebles urbanos, 7% por situado constitucional, y otro monto  vía Consejo Federal de Gobierno (solo para proyectos específicos).

La directora de la alcaldía, Carmen Elisa Hernández, recalca que la clave para remozar parques y espacios públicos ha provenido de los convenios con empresas privadas. “Dogourmet nos ayudó a arreglar el parque de mascota del parque Vizcaya y Herbalife nos colocó equipos para la tercera edad. Nosotros somos firmes creyentes en que la conjunción de lo privado con lo público es lo que generará beneficios a la comunidad”, afirma.


Gerenciar lo intangible

La presidente del Instituto de Urbanismo Metropolitano, Zulma Bolívar, asegura que un buen alcalde debe de saber sacarle provecho a las potencialidades que tiene su territorio, en vez de cruzarse de brazos y llorar. “Nosotros trabajamos con 0,5% del presupuesto que le asignaban a anteriores gestiones y aun así hemos entregado 100 unidades de transporte y semáforos inteligentes, hicimos un plan estratégico para los 5 municipios, hemos coordinado proyectos para hacer una ciudad más sostenible y hemos repartido agua a sectores populares donde no llega la tubería, entre otras muchas acciones. Se trata sencillamente de ser gerente de la ciudad y de sus potencialidades de desarrollo. El alcalde debe darle  valor a la tierra, tener la capacidad de negociar con los entes privados y lograr que el beneficio sea para todo el mundo”, concluyó.