• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Alcaldes deberán ajustarse a presupuestos insuficientes

Las autoridades que sean elegidas en el Área Metropolitana de Caracas tendrán que administrar con austeridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La situación presupuestaria que encontrarán los alcaldes que sean elegidos para el próximo período no será alentadora.

Las autoridades locales afrontarán dificultades por el déficit en los presupuestos solicitados para el próximo año y por la crisis económica del país. Mercedes De Freitas, directora de Transparencia Internacional capítulo Venezuela, observa con preocupación el escenario: “Si se reduce la actividad financiera en el país, los municipios pueden registrar una merma en los ingresos, pues pocos reciben un porcentaje mayoritario por concepto de asignaciones del Ejecutivo nacional”.

En las oficinas de la Alcaldía Metropolitana de Caracas se preparan para distribuir menos de 40% de los recursos a proyectos, obras y servicios. El presupuesto del despacho solamente aumentará el próximo año 24% en relación con el asignado en 2014. “Ha habido decisiones que afectaron la actividad cotidiana de la alcaldía. 60% de los recursos calculados para 2014 (en total 1.552.928.577 bolívares) estará comprometido en el pago que se hará a extrabajadores y a gastos de personal. El resto se distribuirá en preservación del ambiente, movilidad, urbanismo, suministros de mercancías y obras. No contamos con ingresos propios”, informó Carmen Catalina Andarcia, directora general de Finanzas. 

La historia se repite en otros municipios. En Chacao, por ejemplo, dependen de ingresos propios. Solo 2,2% de los recursos para el próximo año (2.019.351.923 bolívares) –aprobados en primera discusión en el Concejo Municipal–  procederán del situado constitucional y 0,40% del Fondo Intergubernamental. “Si disminuyera el número de comercios como consecuencia de la crisis económica y continúa la inflación, indudablemente tendremos un presupuesto con menor alcance”, dijo un funcionario de la alcaldía. 

Solo en Baruta cuentan con un excedente presupuestario. “Hubo un incremento de 15% en los recursos en relación con los destinados el año pasado. Gracias a la administración hecha por la alcaldía en materia de recaudación contaremos con 120 millones de bolívares adicionales. Sin embargo, eso no nos alivia porque el grueso de nuestros ingresos procede de lo recolectado por las industrias y los comercios que operan en el municipio. En esos sectores podrían experimentarse severos golpes debido a la situación económica”, indicó Carmen Elisa Hernández, directora general. El Ejecutivo nacional invierte menos de 8,6% en la jurisdicción.

Cada municipio tiene problemas que no se han podido solucionar, pese a los ingresos que la Corporación de Miranda, administrada directamente por el Gobierno, destina a algunas obras en Chacao, Sucre, El Hatillo y Baruta.
 
Recursos en incógnita. En Libertador y El Hatillo están en mora con la entrega del proyecto de presupuesto de 2014 a las cámaras municipales.

Maribel Castillo, edil de Libertador, asegura que hay demora en el debate del presupuesto: “El alcalde Jorge Rodríguez, candidato a la reelección, pidió una prórroga fuera del tiempo pautado, 1° de noviembre, para la entrega del proyecto. Eso lo consintió la mayoría de los ediles, pero yo salvé mi voto. Al tener menos días para evaluarlo y debatirlo en la cámara municipal, se corre el riesgo de aprobar un presupuesto viciado o con mayores posibilidades de sufrir desvíos”.

La fecha límite para aprobar el presupuesto en los municipios es el 15 de diciembre. “Ya tienen más de 20 días en mora. Aguardamos por la consignación del documento”, dijo el concejal de El Hatillo Eduardo Battistini.

Alianzas
Los precios del petróleo no han podido mejorar la situación económica de los municipios del Área Metropolitana de Caracas.
Sandra Ornés, profesora del Departamento de Planificación Urbana de la Universidad Simón Bolívar y especialista en políticas públicas locales, considera que deben encontrarse alternativas para el manejo del presupuesto. “En el país hay la tradición de que los municipios reciben del Estado, dejando de lado la necesaria alianza con el sector privado”.

En ciudades de Panamá; en Rosario, Argentina; Bogotá y Medellín, en Colombia, han funcionado los acuerdos con entes privados para el beneficio colectivo. “Es recomendable ejecutar planes más flexibles con criterio de autofinanciamiento que sean sostenibles. Eso no es malo, está permitido. No se trata de mercantilismo, sino de crear alianzas”.