• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Afectadas por biopolímeros pidieron más controles

Exigieron al Ministerio de Salud garantizar las inspecciones en todo el país para eliminar las clínicas clandestinas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fundación No a los Biopolímeros entregó al Ministerio de Salud un pliego de solicitudes para evitar que la sustancia continúe siendo aplicada a las personas en clínicas clandestinas.

Mary Perdomo, presidenta de la organización, señaló que hay pocos inspectores nacionales que garanticen que se cumpla la prohibición de aplicación de las 170 sustancias descritas en la Gaceta Oficial Nº 40065, del 5 de diciembre de 2012.

“Queremos que todos los establecimientos tengan la placa que señala que las sustancias están prohibidas, incluidos los hospitales. También que se garanticen las inspecciones no solo en Caracas sino en el interior del país”, dijo.

Perdomo destacó que aunque Venezuela es el único país latinoamericano en tener un pliego de prohibiciones contra los biopolímeros, aún hay fallas en la fiscalización. Aseguró que muchos establecimientos de salud, especialmente los hospitales, no poseen el aviso obligatorio que advierte la ilegalidad de las sustancias.

La vocera de la fundación indicó que en la reunión sostenida con el director general de Contraloría Sanitaria, Divis Antúnez, se acordó la habilitación en un lapso no mayor a dos semanas de un número telefónico 0800 para la recepción de las denuncias sobre el funcionamiento de clínicas clandestinas o sobre personas que usen las sustancias ilegales ante el Ministerio de Salud.

“En la reunión nos informaron que todo aquel establecimiento que no posea el aviso de la prohibición será cerrado. Ha pasado bastante tiempo desde la aprobación de la Gaceta Oficial, por lo que ya es tiempo de que lo tengan”, dijo.

Trascendió que representantes de la Fundación No a los Biopolímeros también solicitaron que el despacho de Isabel Iturria realice las conversaciones necesarias para lograr que las operadoras de seguros reconozcan la alogenosis iatrogénica, enfermedad causada por los plásticos, como una patología que debe ser cubierta por las pólizas, así como la garantía de que las afectadas puedan realizarse exámenes en cualquier hospital del país.


Recuento. La resolución de diciembre de 2012 emanada por el Ministerio de Salud prohibió el uso y aplicación de sustancias como ácido hialúronico (de origen natural, biotecnológico o sintético), polimetacrilato, acrilamidas, poliacrilamidas, polimetilmetacrilatos, polivinilpirrilidona y sus derivados, parafina, siliconas y siloxanos líquidos o cualquiera de sus mezclas.

La vocera de la Fundación No a los Biopolímeros manifestó que pese a la entrada en vigencia hace siete meses de la normativa sobre la prohibición uso y aplicación de sustancias de relleno en tratamientos estéticos, cuatro personas han fallecido luego de recibir inyecciones de algunas de los componentes vetados.

Perdomo aseguró que 30% de la población venezolana ha recibido algún tipo de retoque con los plásticos.

“Nosotros en la fundación recibimos por lo menos 25 denuncias diarias sobre aplicaciones de biopolímeros. Tenemos un registro de 2.500 personas que han manifestado que tienen problemas de salud luego de ponérselo. Parece mentira, pero en pueblitos muy lejanos hay víctimas de los biopolímeros”, afirmó.


Las peticiones

1. Aumento del número de fiscales de Contraloría Sanitaria

2. Fiscalización de los centros de salud y estética

3. Atención médica gratuita en hospitales 

4. Reconocimiento de la enfermedad alogenosis iatrogénica por los seguros

5. Realización de campañas masivas de concienciación