• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Adjudicación de viviendas causa conflicto en conjunto de Los Teques

El Gobierno aseguró a los vecinos que los apartamentos fueron entregados de forma transitoria / Raúl Romero

El Gobierno aseguró a los vecinos que los apartamentos fueron entregados de forma transitoria / Raúl Romero

Damnificados del Sambil Candelaria habitarán de forma transitoria edificios en El Solar de la Quinta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la tercera etapa del conjunto residencial El Solar de la Quinta, en Los Teques, están desvelados. El martes, a las 9:00 pm, tres apartamentos fueron ocupados por familias damnificadas del albergue Sambil de Candelaria. “Vinieron en una camioneta y se metieron en las viviendas. Lo hicieron sin documentos de propiedad. Hemos llamado a la Guardia del Pueblo y la Policía de Miranda, pero ninguno ha podido hacer nada”, contó Melitza Rico, propietaria.
Tres de 20 edificios de la tercera etapa del conjunto residencial fueron vendidos por el consorcio de constructores Coinsa-La Quinta al Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. Vicente Torrealba, representante político para Refugios Dignos del Ministerio del Comercio y encargado del refugio Sambil de Candelaria, aseguró en una reunión con vecinos que el Ejecutivo compró 80 apartamentos. “El Gobierno adquirió 1.000 apartamentos en varias zonas del estado Miranda. Compraron residencias en Las Acacias, El Solar del Ávila y otros. Las viviendas se entregan de forma transitoria, pues ellos luego serán ubicados en otros inmuebles que se construyen en Santa Mónica”.
Torrealba afirmó que clasificaron a las familias que iban a las nuevas viviendas: “Sabemos que en los refugios hay gente de mal vivir, pero no todos son así. Estaremos supervisando”.
Señaló que desde el lunes han asignado viviendas en la tercera etapa del urbanismo. “El martes se entregaron seis apartamentos en la torre C, por ejemplo”.
Ayer en la tarde, más de 20 personas procedentes del Sambil de Candelaria aguardaron en las afueras del conjunto residencial, que fue cercado luego del ingreso de damnificados a los apartamentos. “No queremos que esto sea otro refugio. Supimos días atrás que iban a meter a empleados del Gobierno, pero ahora traen a damnificados. Quisiéramos que hubiese más transparencia”, dijo Ivón Alvarado, propietaria.

Las llaves. En El Solar de la Quinta fueron sorprendidos el lunes en la tarde por el recorrido que hacían en dos autobuses. “Iban y venían. En una oportunidad, se bajó un hombre con manojo de llaves y un grupo de personas para ir mostrando apartamentos. Comenzamos a sospechar que algo raro estaba pasando”, dijo una vecina.   
Diana Carmona tiene las llaves del apartamento que ocupó en el edificio 10-B de la tercera etapa: “Me las entregó el Ministerio del Comercio. No entré a la fuerza, pero los vecinos se negaron a que estuviésemos en este lugar porque vengo del Sambil de Candelaria”.
La versión es respaldada por otra ocupante, Ketty Arce: “El martes, llegamos temprano, a las 6:30 pm, y no hubo inconvenientes porque no lo notaron. Luego comenzamos a recibir agresiones de parte de los vecinos, aunque sólo pedíamos diálogo”.
En el edificio 11-C también habría familias adjudicadas. “Hay más personas que vienen del refugio. A nosotros no nos dejaron pasar nuestros enseres y tuvieron que colocarnos policías cerca para que los propietarios no nos hicieran algo”, explicó Arce.
Algunos propietarios expresaron su deseo de que mostraran los documentos de identidad de quienes iban a ocupar los edificios. “Nos preocupa que haya inseguridad. Sabemos que no toda la gente de los refugios es mala, pero también tememos que ingresen unos que sí”, aseguró Rosaura Obelmejias, propietaria.
Los habitantes del conjunto residencial piden al Gobierno que consigne los documentos de propiedad.
En el Sambil de Candelaria, que fue rebautizado por el Ejecutivo como Centro de Transición para una Nueva Vida, fueron reubicados alrededor de 1.000 damnificados.

En asamblea
Los propietarios de la tercera etapa de El Solar de la Quinta se declararon en asamblea permanente. Ayer sostuvieron cuatro reuniones, dos de ellas con representantes del consorcio Coinsa-La Quinta y del Ministerio de Comercio.
Indicaron que no dejarán pasar a otros damnificados hasta no ver los documentos de propiedad. “No dormiremos hasta que se aclare esta situación. Debe evaluarse la posibilidad de que sean reubicados”, dijo Melitza Rico, vecina.
Un grupo acudió al Ministerio de Comercio y la Defensoría del Pueblo.