• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Roberto Centeno: “El Estado debe ejercer su rol de constructor”

Roberto Centeno | HENRY DELGADO

Roberto Centeno | HENRY DELGADO

El ingeniero Roberto Centeno, ex viceministro de Transporte y Comunicaciones, propone que se restrinja el tránsito de transporte de carga pesada por la prolongación de la avenida Boyacá

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A su espalda sobresale un detallado plano del este de Caracas. A su lado izquierdo lo acompaña otro retrato ampliado, pero de la ciudad toda, con sus cinco municipios. En su archivo atesora más de 6.000 fotografías aéreas de cada comunidad urbanizada del área metropolitana.

El ingeniero Roberto Centeno, exviceministro de Transporte y Comunicaciones en la década de los setenta y director del Metro de Caracas, blindado con sus conocimientos, propone tantas o más soluciones como problemas existan, especialmente ahora cuando el Gobierno anunció la construcción de la segunda autopista Caracas-La Guaira para 2018, a más tardar.

Propone al presidente Nicolás Maduro que haga ejercer el rol del Estado, para facilitar la ejecución de la obra de 19 kilómetros, asignada al consorcio Texeira Duarte, como parte de los 14 convenios de cooperación suscritos con Portugal.

 -¿Para garantizar que la prolongación de la Cota Mil sea una vía expresa que conecte con la autopista, es necesario restringir el acceso de transporte de carga?

-Esta avenida tiene dos canales por sentido y un hombrillo, además no está preparada para la afluencia de carga pesada. Si nosotros le metemos camiones a esa avenida vamos a causar un desastre. Cada camión equivale a diez carros.

-¿Conoce si el consorcio Texeira Duarte, encargado de la nueva autopista, conservará el proyecto original?

-No sé si ellos van a mantener el anteproyecto de autopista propuesto por la empresa RGR Somelca, en el año 2007.

-De acuerdo con el proyecto original, la prolongación de la Cota Mil conectaría con el distribuidor Macayapa hasta llegar a la autopista nueva

-Sí, pero con un túnel muy importante precisamente en Macayapa.

-Pero alrededor de ese túnel hay asentamientos urbanos, con viviendas improvisadas

-Por eso es necesario que ese nuevo túnel sea protegido, así como el túnel de Turumo, con un revestimiento de plástico para evitar que hayan filtraciones.

 -¿Qué debe considerar la empresa Texeira Duarte cuando dé inicio a la obra?

-Los distintos accesos sur-norte que alimentan la Cota Mil, como por ejemplo el de Maripérez, actualmente sirven de estacionamientos. Para que sea efectivo el trabajo de este consorcio, es necesario que se hagan cumplir las leyes de tránsito que impidan a los conductores estacionar en esa zona de tránsito.

-También pasa que con la construcción de una nueva vía surgen los ranchos.

-El Estado debe ejercer su rol de constructor. Se debe mantener la condición de parque nacional a El Ávila, porque si no se empiezan a meter construcciones anárquicas a lo largo de la Cota Mil.

-¿Proyectos de cooperación binacional, como el que ahora suscribió Venezuela con Portugal, pueden ser ejecutados por constructoras de ambos países?

-Desde luego. Ya nosotros tenemos experiencias en acuerdos de este tipo. El Metro de Caracas se hizo con un consorcio francés. Los vagones fueron diseñados aquí y fabricados en Francia.

-Sin embargo, este no es el caso.

-Para eso está el Colegio de Ingenieros de Venezuela: para preguntar cómo quedan los profesionales venezolanos.

-El presidente Maduro aseguró que la obra podría entregarse, a más tardar, para 2018. ¿Es posible terminarlo antes?

-Creo que podría terminarse en tres años. Para el Metro de Panamá se hizo un túnel de 9,75 metros de diámetro, mucho más grande que los túneles de Caracas. Y se hizo en año y medio.