• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Insalubridad en La Rinconada ha deteriorado salud de damnificados

Damnificados de refugio la rinconada sufren por los botes de aguas negras / Willliam Dumont

Damnificados de refugio la rinconada sufren por los botes de aguas negras / Willliam Dumont

Dos niños de distintas familias tienen hongos en la cabeza, mientras que los adultos han presentado problemas respiratorios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la Tribuna C de La Rinconada la adjudicación de una vivienda ha pasado a segundo plano. La principal preocupación de las familias, que están por cumplir tres años en ese refugio, ha sido enfrentar tiroteos, incendios y botes de aguas blancas y negras. Pero en la actualidad la impaciencia de estas personas se ha agudizado debido al deterioro de la salud de algunos damnificados.

En ese albergue hay adultos con problemas respiratorios, continuos malestares estomacales y cuadros de debilitamiento. Sin embargo, las alarmas de los refugiados se prendieron luego de conocer que en el segundo nivel de ese espacio algunos niños han presentado enfermedades en la piel. Destacan los casos de dos pequeños de distintas familias que tienen alopecia en la cabeza asociadas con hongos.

Los representantes de ambos niños no han tenido los recursos para ir a un especialista que evalúe a sus hijos. Una damnificada, que proviene de la parroquia La Vega, logró conseguir un medicamento para su niño de cinco años de edad con un doctor que asistió a ese refugio, y aunque le ha aplicado una crema anti hongos, no ha visto mejorías.

“El niño me dice que le pica mucho la cabeza, pero no sé qué hacer. Uno de los doctores me dijo que lo que él tiene es un hongo. No quiero que se complique más o que le pase lo mismo a mis otros hijos”, comentó preocupada la mujer que tiene otros hijos de 1, 8 y 9 años de edad.

Vulnerabilidad en piso 2. El cubículo en donde vive ese grupo familiar es uno de los más vulnerables de ese refugio. En distintas ocasiones, el espacio -que no es mayor a 4 metros de ancho por 10 metros de largo- se ha anegado de aguas blancas y negras.

Las paredes de drywall del hogar improvisado de esa familia dan fe de las situaciones de riesgo que ha vivido ese grupo familiar, que además debe lidiar con las ratas y gatos que deambulan por el refugio.

Dos cubículos a la derecha vive la madre de una niña de seis años de edad que presentó los mismos síntomas en la cabeza que el otro pequeño. Pero sus representantes decidieron aislarla de ese ambiente, por lo que acordaron que viviera con un tío mientras solucionan su problema habitacional.

Desde hace tres semanas, la niña ha recibido tratamiento y una rutina de higiene estricta, y sus familiares reconocen que el malestar ha disminuido progresivamente. Al visitarla en su nuevo entorno, manifestó que no desea volver al refugio. Aunque ha sido evaluada por especialistas de la Facultad de Farmacia de la UCV, la niña aún tiene tres entradas en su cabeza en las que no tiene cabello y en su brazo derecho hay secuelas de un hongo de piel que también está siendo tratado.

El ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta, fue consultado con respecto a los síntomas que han presentado estos niños. Al ver algunas fotografías consideró que las lesiones pueden ser una Tiña Capitis, que según explicó, es producida por hongos.

“Los géneros de estos hongos son Microsporum y Trichophyton. La lesión típica es un área de alopecia única con descamación gruesa en su centro. Es típica en niños que pudieron haber compartido cepillos o la misma cama. Con estos síntomas contribuyen las escasas condiciones de saneamiento ambiental, higiene personal y hacinamiento”, destacó.

Oletta advirtió que los casos de neumonía, que los damnificados aseguran que han presentado algunas personas, deben ser evaluados por especialistas para determinar si corresponden a alguna influenza: “La influenza puede tener múltiples expresiones clínicas, desde una gripe sencilla y con un cuadro febril, hasta cuadros neumónicos que se pueden agudizar si no se detectan a tiempo”.

El presidente de la Sociedad Venezolana de Psicología de la Salud, Gilberto Aldana, destacó que en estos espacios se deben hacer jornadas de salud coordinadas por el Gobierno. A su juicio, el hacinamiento que se presenta en los refugios puede influir en el plano psicológico y afectar la salud de los damnificados. “Como en la mayoría de los refugios no se cumple con las medidas necesarias de higiene, se pueden presentar enfermedades dermatológicas y gastrointestinales”, dijo.

Recomendaciones no escuchadas 

Desde el 25 de diciembre de 2010, la Comisión de Epidemiología de la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas ha realizado sugerencias al Estado con respecto a los planes preventivos que deberían tomar para evitar que en los refugios se registren situaciones como las que ocurren en la Tribuna C de La Rinconada.

“Desde esa fecha nos preocupaba que las soluciones temporales se transformaran en soluciones definitivas pues estos refugios deben ser provisionales. Lo lamentable es que el Gobierno no ha escuchado nuestras recomendaciones”, precisó el ex ministro de sanidad, José Félix Oletta.

Entre las recomendaciones que los especialistas sugirieron se encuentra: la planificación de los albergues temporales dentro del plan de emergencia nacional de estados y municipios, así como también señalar los principales servicios de salud que se deben llevar a cabo en refugios.

El Dato

En agosto de 2012 los damnificados de la Torre El Chorro reportaron un brote de meningitis viral en el piso 8 del edificio, mientras que en el piso 5 informaron que varios niños padecieron una enfermedad respiratoria conocida como tos ferina. En esa oportunidad los refugiados también protestaron por la presencia de ratas, cucarachas y otros roedores.

La Cifra

150 familias viven en la Tribuna C de La Rinconada desde enero de 2011. De las 650 personas que están en el albergue, 294 son niños.