• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Abandono de Estación 24 de Mariche afecta distribución de agua

Plinio Sánchez, ex técnico de INUS denuncia la falta de seguridad y mal estado en que se encuentra la Estación 24 del sistema Tuy II / Alexandra Blanco

Plinio Sánchez, ex técnico de INUS denuncia la falta de seguridad y mal estado en que se encuentra la Estación 24 del sistema Tuy II / Alexandra Blanco

Por conexiones ilegales se pierden cerca de 1.000 litros de agua por segundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Pereza es un embalse que contiene cerca de 8,5 millones de metros cúbicos de agua, desde donde se hace el suministro a Mariche y las zonas aledañas. También cumple la función de surtir de agua a Caracas cuando ocurren emergencias en el Sistema Tuy II; es responsable de trasladarla desde los embalses El Lagartijo y Camatagua, ubicados en San Francisco de Yare, estado Miranda; y en el estado Aragua, respectivamente.

El funcionamiento óptimo de este reservorio de agua estaría en riesgo, debido a fallas registradas en la Estación 24 del Sistema Tuy II, ubicado en Mariche; de acuerdo con denuncias realizadas por extrabajadores del extinto Instituto Nacional de Obras Sanitarias, INOS.

Plinio Sánchez es técnico jubilado de la institución. Dedicó 28 años de su vida a laborar en el acueducto estatal, estudió reparación de equipos mecánicos en Alemania y ahora siente tristeza y decepción al ver cómo las autoridades son negligentes frente al mantenimiento del sistema de distribución y a la inseguridad que se registra en la zona.

“La Estación 24 no tiene custodia de la Guardia Nacional desde el año 1994, cuando los funcionarios fueron retirados por órdenes del ingeniero José María de Viana, presidente de Hidrocapital en ese entonces”, informó Sánchez al subrayar que la planta podría quedar fuera de servicio de un momento a otro, al carecer de energía para operar. “Los delincuentes de la zona han llegado al punto de disparar contra los transformadores de la estación”.

En vista de que no se utiliza adecuadamente la válvula de seguridad, Plinio Sánchez cree que funge simplemente como un adorno. Ubicada en la mitad de una montaña, a pocos metros de la Estación 24, estuvo resguardada dentro de un cajón hecho con rejillas de hierro. Luego de que, según Sánchez, se robaran el metal, la válvula quedó a la intemperie: “Anteriormente, cuando había una emergencia se pulsaba un interruptor desde la casa de mando y se resolvía el problema. Ahora hay que llegarse hasta acá, con el agravante de la inseguridad de la zona”.

El técnico jubilado advirtió las consecuencias que puede traer la falta de custodia: “Es un potencial peligro. Los 7.200 litros de agua que pasan por la tubería cada segundo pueden romper los canales regulares de distribución en caída libre; además de llevarse todo lo que encuentre a su paso”, indicó.

Otro tema denunciado por Sánchez ante la Fiscalía Ambiental es el problema de las invasiones que, asegura, se han incrementado en el sector. “Dicen que van a sembrar, pero la verdad es que han deforestado cerca de 200 hectáreas de terreno para construir ranchos y no han cultivado nada. El INTI no controla el destino del dinero que otorga a los vecinos del sector”, agregó. Denunció además que, por las conexiones ilegales que se han hecho en la Estación 24, se estarían perdiendo más de 1.000 litros de agua por segundo.

Más quejas

El exdirector de Operaciones y Distribución del Acueducto Metropolitano, que abarcaba el servicio para el Área Metropolitana, Vargas y Miranda, Amílcar Arismendi, también alza su voz para alertar sobre la falta de mantenimiento de las válvulas que controlan el transporte del agua hasta la Planta de Tratamiento Ciudad de Caracas, La Guairita. Ellas son las estaciones 21, 22, 23 y 24. Esta última bombea hacia La Pereza, en Mariche.

“Nadie se ocupa del mantenimiento de los sistemas. Por la Estación 24 fluyen 7.200 litros de agua por segundo y existe una válvula que controla la entrada del líquido hasta la Planta de Tratamiento La Guairita, así como el bombeo hacia el embalse La Pereza. Este mecanismo no está funcionando correctamente”, indicó.

Otro de los problemas que presentaría el sistema de distribución tiene que ver con el proceso de purificación del agua, según Arismendi: “El personal no es el ideal para hacer los drenajes. Falta mejorar la limpieza en las tuberías, hacer lavados de los tanques, desinfectarlos, pues eso evitaría riesgos de contaminación”.

“No somos invasores”

El vecino de la zona Jesús Quintana rechazó que se les tilde de invasores, cuando asegura que lleva más de 18 años viviendo en comunidades vecinas.

“Se trata de unos parcelamientos que ocupamos y el consejo comunal del sector tomó la iniciativa de darnos un pedazo de tierra a los que vivimos aquí. Más bien durante el año 2012 intentaron invadir y nosotros los sacamos”, señaló.

Otro vecino, Richard Mujica, informó que era el nuevo operador de Hidrocapital en la zona. Aseguró tener su propia parcela, donde siembra junto a su esposa María Jiménez. Rechazó que se les trate de invasores.

Coincidieron en la necesidad de mejorar la seguridad en el sector, así como en llamar la atención sobre el tema de la recolección de la basura que se multiplica en cunetas y torrenteras del lugar.