• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Aceras del bulevar están en mal estado

Bulevar de El Cafetal | ANTONIO RODRIGUEZ

Bulevar de El Cafetal | ANTONIO RODRIGUEZ

Las fallas en la iluminación y la inseguridad también afectan a los baruteños que lo frecuentan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mal estado de las aceras, la falta de iluminación y la ausencia de policías en horas de la noche han perjudicado a los caraqueños que hacen deporte o transitan a diario por el bulevar Raúl Leoni del municipio Baruta, conocido también como el bulevar de El Cafetal.

En el año 2005, este espacio público fue declarado por el Instituto del Patrimonio Cultural como un Bien de Interés Cultural de la Nación y por la Alcaldía del Municipio Baruta como un Bien de Interés Municipal.

De acuerdo con Mireya Gutiérrez, vecina de El Cafetal, de 76 años de edad, los enormes huecos y las piedras sueltas que hay en el pavimento del bulevar son uno de los principales problemas que afectan a las personas de la tercera edad que transitan por el lugar. “Yo vivo pegadita al bulevar y esas piedras y huecos le tienen a uno los pies y las piernas maltratados. Me he caído tres veces por tropezar con piedras o por culpa de los huecos que uno ya no ve por ser mayor”, afirmó.

Carmen Belisario, de 73 años de edad, aseguró que, debido a las condiciones en las que se encuentra el piso de este sitio, salir a la calle se ha vuelto un peligro para ella. “A mí me encanta caminar porque no me gusta quedarme encerrada, pero con ese montón de huecos uno tiene que tener mucho cuidado. Ya me caí una vez”, expresó. Sin embargo, no solo las personas de la tercera edad sufren las consecuencias del mal estado en el que se encuentra el lugar. Álvaro Peraza, de 47 años de edad, aseguró que ya perdió la cuenta de las veces en las que se ha golpeado contra el pavimento por no ver los huecos que hay mientras trota por las noches. “El suelo se encuentra en muy mal estado”, dijo.


Inseguridad. Según Peraza, otro de los problemas que se vive en este bulevar son los constantes actos delictivos que ocurren en el sitio después de las 6:00 pm, hora en la que los efectivos policiales abandonan la zona. “Más de una vez  he visto cómo han encañonado a varias personas para robarles sus pertenencias. Es necesario que el municipio invierta más dinero para resguardar la seguridad de quienes utilizamos este espacio como un lugar para practicar deporte”, expresó. También aseguró que las fallas en el sistema de alumbrado público contribuyen con los asaltos y los robos. “Hace falta mejor iluminación y más vigilancia de manera urgente”, dijo.

Rafael Pérez, quien reside cerca del bulevar, aseveró que la policía del municipio solo aparece cuando ocurre un suceso. “Aquí el sistema de seguridad de la alcaldía no es preventivo, sino reactivo. Uno no ve a la policía sino hasta que pasa algo, por eso los vecinos hemos tenido que gastar mucho dinero en adquirir equipos de seguridad como cercos eléctricos y contratar vigilantes”, afirmó.


Cuestión de conciencia

Envoltorios de dulces, papeles, envases plásticos  y otro tipo de basura se alojan en la vegetación que se encuentra en el bulevar, lo que evidencia la ausencia de una cultura ecológica por parte de algunas de las personas que circulan diariamente en este espacio público. Según la señora Marisol Blazó, es lamentable que la gente arroje desechos no biodegradables en las plantas o en el suelo del lugar. “Da lástima que una vegetación tan bonita esté llena de basura. Es un problema de conciencia en algunos de los ciudadanos del sector, quienes no tienen una actitud responsable para con el medio ambiente. Yo he visto a personas adultas lanzar desechos en el camino, delante de sus hijos, sin ningún remordimiento, lo que da un mal ejemplo a los niños”, expresó.