• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

La verdadera excepción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace varios años vivimos en el país de las excepciones. Un país que ha sido arropado por el caos generalizado, donde sin necesidad de decretos ni anuncios en televisión, lo “extraordinario” se ha vuelto cotidiano. Y es que quizás sea esta frase del “Che” Guevara la que mejor describa lo que ha representado el socialismo para los venezolanos: Un sistema de excepciones, donde hasta usar papel higiénico es extraordinario, conseguir pasta y arroz el mismo día es un milagro y donde lo único que se ha vuelto cotidiano es el hampa, el hambre y la corrupción.

Mientras todo un pueblo vive sometido a un sinnúmero de restricciones, el desgobierno no ha tenido mejor idea que inventar guerras que poco le importan a quienes hacen largas colas para comprar productos básicos. Nadie se cree el cuento del contrabando cuando el país entero ha visto pasar las urnas de miles de empresas quebradas y expropiadas en socialismo. Ha visto escapar talento venezolano al exterior y ha sido testigo del éxito del gobierno que convirtió oro en miseria.

Excepcional es tener seguridad hoy en Venezuela, poder caminar tranquilos en las calles, poder vivir sin miedo. Pero es que jamás tendremos paz mientras haya un gobierno que le importe más mantenerse en el poder que la vida de millones de venezolanos. De nosotros se acuerdan solo cuando están cerca las elecciones, lanzan un nuevo plan, mandan policías a las calles y a los meses desaparecen.

Excepcional es no ver colas en las calles, madres aguantado sol y agua para comprar pañales y leche. Que hayamos vuelto a la prehistoria, no porque ese haya sido el logro del comunismo, sino porque muchas madres se ven en la obligación de hacer trueque para conseguir los productos básicos para sus bebés. 

Excepcional también es ver un gobierno asumiendo responsabilidades, tomando medidas para corregir la crisis y dando la cara. Lo común es verlos buscando enemigos, repartiendo culpas, sin asumir la suya propia. Por eso recibirán la derrota más grande que cualquier gobierno haya recibido en ejercicio, el descontento no es la excepción, es el estado general de la mayoría de los venezolanos.