• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

El triunfo del bloque de la plata

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como si la institucionalidad se tratará de un campo de boxeo, el “Bloque de la plata”, es decir, el bloque de quienes tienen los cobres en este país, ha celebrado su “victoria” sobre la mayoría de los venezolanos, sobre gran parte del país que eligió mayoritariamente por 112 diputados representados en la Asamblea Nacional. “Ganamos el primer round”, gritaban eufóricos tras la desincorporación de los tres diputados de Amazonas, un “triunfo” que debe saber a todo menos a victoria.

Si nos vamos al lenguaje de boxeo, la celebración del PSUV equivale a la de un boxeador que le gana a un rival de manos atadas y con un árbitro que acaba de comprar. El Bloque de la plata no tiene méritos para celebrar, si eso pudiese llamarse “victoria” no sería más que el triunfo del abuso de poder, del ventajismo, del control de la justicia. No es lo mismo ganar que tratar de imponerse a la fuerza.

Pero pese a que ese era su objetivo, no lo lograron, perdieron porque fue derrotada su estrategia de invalidar la Asamblea Nacional en pleno debut, de vender nacional e internacionalmente el relato del desacato, de la omisión legislativa. La Unidad Democrática prefirió dejar sin excusas a una minoría interesada en alimentar un conflicto de poderes tras una contundente derrota electoral. Todos veíamos con asombro como esta minoría ilegítima hablaba de legitimidad, de legalidad  y respeto a la constitución nacional. Sin duda que son el descaro como forma de hacer política.

Hoy representan lo que en su momento fue la peor etapa de la oposición: hablan de fraude y vacío de poder. Pero con la insólita diferencia, ellos son gobierno y no cualquiera, uno que controla prácticamente todos los ámbitos de la sociedad venezolana.

Sabemos no será el último intento de la minoría oficialista de imponerse, ya se conocen nuevas impugnaciones y es que ellos parecen quieren lograr mayoría a punta de impugnaciones. Pero estoy seguro que el pueblo venezolano, ese que votó masivamente contra el abuso, no se dejará.