• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

La diáspora de los maduristas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rodilla en tierra y no precisamente venezolana, cientos de maduristas también se han unido a los casi dos millones de venezolanos que se han ido del país en los últimos diecisiete años. Una nueva diáspora que esta vez tiene características bien peculiares. Hablamos de un segmento de la población que no deja Venezuela porque cambió de parecer, porque asumió errores propios y decidió divorciarse del sistema que durante mucho tiempo apoyó y que terminó destruyendo por completo una nación. Todo lo contrario, esta gente parte vuelo manteniendo en sus convicciones más intrínsecas que el llamado “socialismo del siglo XXI” es la solución para la construcción de la “Venezuela potencia”.

Pero al parecer mientras llega ese momento decidieron tomarse una pausa y emprender nuevos rumbos. Un hecho curioso es que no los vemos irse a Cuba o Corea del Norte, paradójicamente muchos eligen el propio imperio como destino final. Nos preguntamos ¿Será que se van a hacer trabajos de inteligencia para descubrir a los culpables de la guerra económica? Quién sabe, pero sea como sea, la patria les agradecerá el sacrificio de vivir en medio de tanta abundancia y seguridad.

Como alguien dijo una vez: No hay cosa más fácil que ser comunista viviendo en un país capitalista y al parecer la diáspora madurista lo entiende muy bien. Desde afuera se encargan de desmentir a través de sus cuentas en Facebook la “manipulación mediática” sobre la crisis en Venezuela, sus post contra la guerra económica se mezclan con sus fotos en Starbucks y en Wal-Mart, quizás tratando de demostrarnos las contradicciones del este mundo cruel e inhumano “esclavizado” por las grandes transnacionales.

Si me tocara rescatar algo de esto, sería la esperanza que desde afuera logren entender que las oportunidades se forjan con base al trabajo, no apropiándose o destruyendo el trabajo de otros, que emigrar no es para quien está acostumbrado de recibir todo gratis, que nada es regalado, que todo cuesta y para obtenerlo hay que ganárselo.

Cada quien tiene derecho a tomar las decisiones de vida que le parezcan, lo que no logro entender es cómo alguien que se sigue definiendo madurista abandone el barco en el momento más difícil ¿Por qué no quedarse aquí y ponerse en la primera línea de combate a defender la revolución? No se puede escapar así cuando finalmente han logrado lo que plantearon. Porque no es que estamos en transición al socialismo, lo que vivimos es el socialismo, lo es hoy en Venezuela y lo ha sido en todos los lugares que se ha instaurado: Hambre, miseria y destrucción ¡Devuélvanse a disfrutarlo!

Encontacto@brianfincheltub.com

@Brianfincheltub