• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

Una ayudaíta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La campaña electoral del PSUV ya comenzó y no es nada diferente a lo que todo el mundo esperaba. Con pésimos candidatos, sin propuestas y sin  respuestas a la crisis, el partido de gobierno hace lo que mejor sabe hacer: Abusar del poder.

No los justificamos, pero los comprendemos. Es que si usted intenta licuar a todos los candidatos del PSUV, en el mejor de los casos se daña la licuadora. Allí va lo peor de lo peor representado, un mérito que llevan con orgullo, porque no es nada fácil elegir entre tanto prontuario destacado.

De hecho, si el PSUV sigue así, podría convertirse en un partido ecológico. Todo lo que botó la oposición, ellos lo recogieron. Un favor que les debemos, porque ciertamente hubiese sido vergonzoso que ciertos nombres que ahora encabezan las listas del partido oficial, hubiesen sido candidatos opositores. Lo malo para los militantes del PSUV, sobre todo para sus bases, es que mientras hay dirigentes que tienen décadas creyendo en unas ideas revolucionarias, sean unos recién llegados los que tengan la oportunidad de competir, solo porque son actores, raperos o cantantes. Mientras los que gritan "con hambre y sin empleo, con Maduro me resteo", no les lanzaron ni bofe.

Ante tal descalabro, en Miraflores le han pedido una "ayudaíita" al CNE, la contraloría y el TSJ para complicarle un poquito el camino a la Unidad Democrática. Pero que nadie se confunda, que nadie dude que somos el país más democrático del mundo, con más elecciones, más inhabilitados y más partidos políticos de oposición asaltados e intervenidos. Que lo sepa el mundo, aquí hay exceso de democracia.

Esa es la forma de competir de quienes perdieron toda conexión con el pueblo y perdieron también la vergüenza, porque ya no disimulan siquiera. Es el más fiel retrato de un sistema fracasado que va de salida y que además lo sabe, por eso nada tienen que perder. Por el contrario, tienen que jugárselas todas para conservar una piñata a la que le han dado palo durante 17 años y la han dejado vacía. Se pelean por el cascaron.

Sepan que este asalto a la unidad se produce en el peor momento electoral del chavismo, pues los otrora invencibles son aventajados por más de 20 puntos por la oposición a pocos meses del 6 de diciembre. Una tendencia bien difícil de remontar y menos en las condiciones actuales. Lo que hace pensar que el abuso continuará, escalará a niveles mayores y seguirá dejando desnudo a un gobierno que no cree en la democracia, sino que utiliza sus medios para destruirla.


Encontacto@brianfincheltub.com

@Brianfincheltub