• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

Respete usted Tibisay

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Señora Tibisay Lucena, como usted decidió cruzar más allá de los límites de la política y hundirse en el lodazal de la politiquería que tanto dice cuestionar, lo propio es que reciba una respuesta en sus términos. Pero como quien se hunde en pantano, termina empantanado, prefiero optar por una respuesta política a las provocaciones leídas por usted esta semana contra la dirigencia opositora.

Primero hablemos de las formas, luego al fondo, que lejos de representar el contenido, refiere más a la degradación del lenguaje en la que usted incurrió en tan vergonzosa escena. Aunque hizo todo su esfuerzo, le faltó energía, en su lugar, hubiese montado una tarima con un mensaje incendiario en letras rojas y con el apoyo eufórico de las bandas del terror que religiosamente rodean el Consejo Nacional Electoral el recital del odio habría sido todo un éxito.

Cuando usa su condición de mujer para manipular a la opinión pública y acusar de misoginia a la oposición venezolana, se olvida que usted es solo un instrumento del machismo militarista gobernante, que tal cual como expone a las mujeres en el control de manifestaciones colocándolas en primera línea de ataque, la usan a usted para que dé la cara y comunique lo que ellos no se atreven a decir de voz propia. Por mi parte, le digo que en mi casa siempre me enseñaron a respetar a las damas y a las personas de la tercera edad, así que por más irrespetuosa que sea usted frente a un país hambriento y que clama cambio, no leerá de mi parte una expresión altisonante hacia su persona.

Vale recordarle que como funcionaria está sujeta al escrutinio público, si no está de acuerdo con eso lamentamos informarle que se equivocó de oficio. Todos sabemos que tenemos deberes y derechos, no es necesario que lo repita, lo que parece que si hay que repetirle es que cuando deja de cumplir sus responsabilidades e impide el ejercicio de los derechos de los ciudadanos está violando la ley y quienes le pagan su sueldo, el pueblo mismo y soberano, merece pedirle explicaciones ¿Por qué la ofende eso?

Llama la atención que usted da a entender que la elección de los opositores en cargos de representación popular es prácticamente una concesión de su parte, que llena de bondad y dulzura les reconoce sus triunfos y los deja proclamarse. En consecuencia, no tendrían moral de reclamarle nada ¿Es que acaso usted podría hacer otra cosa? El pueblo los vota, el pueblo los habilita a llevar su voz donde no puede llegar la de todos, cuando un político de la oposición pide reunirse con usted no lo hace a nombre propio, sino en nombre de miles que le dieron un mandato.

Ha sido usted la que ha roto todo canal respetuoso de comunicación entre la Mesa de la Unidad Democrática y el CNE al negarse a recibir innumerables veces a sus representantes. La última vez que lo intentaron, terminaron atacados por sus barras bravas.

La política es ante todo el cumplimiento de los acuerdos que establecen los actores de una sociedad para arreglar sus diferencias y desencuentros por vías pacificas. Una fundamental, no exclusiva ni excluyente lleva el nombre de elecciones ¿Le suena esa palabra? Quizás se le olvidó, con tantas cosas que dijo, no la mencionó en una sola oportunidad, pero con gusto le recordamos lo que significa: Espacio de participación que el pueblo por derecho ejerce para decidir a través del voto su destino ¿Casi nada no? Ir a las urnas, antes que terminar en las urnas. Será usted la única responsable de cómo termine esta historia.

Encontacto@brianfincheltub.com

@Brianfincheltub