• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

¿Meten miedo?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tienen el poder y las armas, controlan la justicia y las instituciones, manejan los medios y los recursos públicos, pero la pregunta es ¿meten miedo? Aun cuando habría razones objetivas para temer, porque sabemos de lo que son capaces, somos millones los venezolanos que no sentimos miedo frente a un gobierno desgastado, que perdió el apoyo popular y la calle.

Detrás de ese discurso violento y amenazante se esconde un inmenso temor al pueblo, mientras gritan frente a una cámara, son ellos quienes tiemblan. Tratan de escapar de sus propios fantasmas, los atormenta la idea de la derrota. Sus noches son cada vez más largas, sus ideas cada vez más cortas. Nada les funciona, todo se les voltea, guindan y para no caer se aferran del miedo.

Contrario a lo que ellos esperan, la reacción que causan en la gente es mayor determinación y más ganas de enfrentar el abuso. Hoy más que nunca los venezolanos nos sentimos unidos en un solo objetivo: la necesidad urgente de cambio. Pero hay otra cosa que también nos impulsa a seguir de pie: el instinto humano de supervivencia. La “revolución” ha hecho que la vida en Venezuela sea un acto heroico, donde si escapas de la muerte te toca caerte a trancazos contra la miseria, la escasez y la inflación. Liso nunca escapas.

Sepan que no nos paralizan sus amenazas, nos moviliza la idea de enterrar para siempre una época de terror que jamás debimos vivir como nación, con ella sepultaremos el odio y la revancha como manera de hacer política. Nos mueve sobre todo la esperanza de vivir en paz, en un país donde recuperemos la confianza en el otro, el orgullo por lo nuestro, la solidaridad con el que necesita, el respeto, la honestidad, donde volvamos a sonreír por la mañana, a dar los buenos días, a ceder el paso antes que pasar por encima.

Ustedes, los que pretenden sembrar el terror, solo generan compasión, porque por las almas pobres no se puede sentir otra cosa. Representan solo destrucción, saqueo, pillaje y pretenden que la gente tema a vivir diferente. Definitivamente perdieron todo, incluso el sentido común, si es que alguna vez lo tuvieron.

Pero como han demostrado muchos pueblos en el mundo, hasta de las peores crisis se aprende y estoy seguro de que el mayor aprendizaje que nos dejarán será aprender a levantarnos, para nunca más caer y ser humillados. ¡NO tenemos MIEDO!

 

Encontacto@brianfincheltub.com

@Brianfincheltub