• Caracas (Venezuela)

Brian Fincheltub

Al instante

Glosario en tiempos de censura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En tiempos censura, autocensura y desinformación, no viene nada mal un pequeño glosario para aprender a leer lo que nos presentan los medios venezolanos como noticias. Son una serie de definiciones que nos permitirán ubicarnos en momentos donde buscamos entender lo que pasa, pero los eufemismos nos dejan más confundidos que antes. Veamos:

Situación irregular: Una de las frases preferidas por los medios venezolanos, antes era usada en noticias donde las causas del hecho no estaban generalmente claras o la ausencia de detalles impedía conocer a profundidad el acontecimiento en curso. Es decir, la inmediatez en la noticia exigía al periodista resguardarse frente a posibles aseveraciones inexactas. Hoy, en Venezuela, refiere directamente a saqueos, que por cierto nunca son informados en vivo y cuando se hace en diferido, son reseñados como una “situación irregular”. La regla es cero profundidad en las notas periodísticas que siempre finalizarán con la versión oficial que sostiene que “todo está controlado”.

Actualización de bandas de costo: Un gobierno que cuando le nombran “paquetazo” salta, es lógico que no asumirá que el costo político de los ajustes de precios puedan ser vistos como un duro golpe al poder adquisitivo de los más pobres. Es por ello que sus medios tutelados se han inventado una rimbombante frase que siempre anuncia la subida de los productos básicos del venezolano como: Actualización de bandas de costo. Resulta que cuando usted termina de digerir la frase hasta se le ha olvidado cuánto le aumentaron el pollo, la carne o la harina.

Perdió la vida: Al escuchar esta poética frase lo menos que uno se imagina es que a la víctima le dieron  ocho tiros como mínimo. Es una manera de “suavizar” el impacto de una noticia de sucesos o asesinato por razones políticas. Representa la deshumanización del trabajo periodístico, ejercido por algunos con una banalidad que deja mucho que desear.

Plan de administración de cargas: Aquí de verdad que se pasaron de creativos, este término se traduce en un vulgar apagón. Quiere decir en español que te van a quitar la luz al menos cuatro horas al día porque las inversiones necesarias en el sistema eléctrico se las robaron. Esta manía de disfrazar la realidad está presente en todos los gobiernos totalitarios, que creen que la gente es estúpida y se tomará con una sonrisa que los dejen en lo escuro solo porque apelliden bonito al racionamiento.

 

Acupultura de divisas: Quiere decir en criollo: Estamos en la carraplana. Como si hubiese sido poca la plata que entró en 17 años a Venezuela, ahora no solo nos tenemos que calar que se la hayan cogido, sino que nos toca ser testigos de este tipo de términos que rayan en lo ridículo. Un ministro hasta dijo en televisión que estábamos frente a una “liposucción de dólares”, será para el pueblo, porque hay bastantes que siguen buchones con todo lo que saquearon.

Provocaciones: Termino usado cuando un opositor es majado a palos por unos oficialistas y los propagandistas no tienen otra mejor idea que justificar la violencia. Sale de la boca del propio presidente de la república y, como buenos repetidores, los medios públicos y bajo control del PSUV lo replican sin cesar, buscando que aquel principio de su gran maestro Joseph Goebbels se cumpla: “Una mentira repetida mil veces, se convierte en verdad”.

Encontacto@brianfincheltub.com

@Brianfincheltub