• Caracas (Venezuela)

Boris Santos Gómez Uzqueda

Al instante

A propósito del fracking

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aún hay mucho por estudiar y mejorar en la técnica de fracking para extracción del subsuelo de gas/petróleo. Pero es importante ir reconociendo que es una nueva forma de acceder a reservorios y que estará en el mercado por un buen tiempo más.

La técnica fracking es inyectar agua a alta presión en la roca almacenante (del subsuelo) con el objetivo de liberar el gas atrapado en profundidad que puede variar (de 3000m a 7000m). Esa mezcla de agua a alta presión para liberar gas/petróleo de formaciones geológicas rocosas no-convencionales, antes fue costosa/inviable para la industria con perforación horizontal permite –con costos mejorados y tecnologías de vanguardia- extraer recursos de formaciones rocosas de esquisto.

Países con alta reservas de petróleo/gas (por ejemplo Venezuela/Bolivia en América Latina) poseen una riqueza desconocida en cuanto a reservorios no-convencionales.

Indudablemente la fracturación hidráulica es lo que permite a Estados Unidos gozar de ésta nueva “juventud” en producción de gas/petróleo. Una nueva revolución para su economía.  La hoy afamada cuenca Barnett Shale (yacimiento de gas en Texas) es la clave de toda la conmoción global de caída de precios del barril/tradicional de petróleo. Se podría decir que es el “centro” energético del shale/gas.

Capitales privados de Estados Unidos investigaron, desarrollaron y están ejecutando exitosamente (en base a variaciones de precio del petróleo/convencional) el “shale gas” (gas pizarra) que les permite hoy ser prácticamente independientes en energía.

Canadá, Argentina y China tienen una industria de gas/petróleo no convencional que va progresando a pasos agigantados.

América Latina no estará ausente del fracking. Muchos países dejarán de ser exportadores de gas/petróleo, reduciendo la dependencia energética y generando nuevos ingresos además de mover la industria con empleo, tecnología e inversiones.

De momento la situación legal es precaria: la legislación en hidrocarburos no contemplan incentivos, normativas ni esquemas regulatorios para el fracking.

Es una obviedad que se deben mejorar aspectos ambientales, medidas tributarias y otros para que el fracking sea competitivo.

Los detractores de esta técnica (algunas vertientes de ecologistas) denuncian que “movimientos sísmicos” o “gran consumo de agua” serían los negativos de ésta técnica. Se van a sorprender cuando vuelvan a leer al  Premio Nobel de Física 1997 y ex Ministro de Energía de Barack Obama, Steven Chu, quien duda que la técnica de extracción a través de la fractura hidráulica (fracking) fuera “realmente más perjudicial” que otros métodos de extracción tradicionales; el Nobel reconoció, además, que había mucho margen de mejora para hacer más seguro el “fracking” y abogó por ello. El ex jefe de la energía de Estados Unidos es contundente: dijo que hubo “alguna exageración” en los informes sobre el fracking en Gran Bretaña y la polución de acuíferos por la emisión de gas metano.

La fuerza del capital privado sin intervención de la mano del estado que es perjudicial en toda forma –relean al grande de la economía de la escuela austriaca Von Mises- impulso al fracking en Estados Unidos a tal punto que hoy 2016: dos tercios de la producción de gas natural de Estados Unidos proviene de la extracción vía fracking.

La lucha entre gas/convencional (Arabia Saudita) y gas no/convencional vía fracking (producido en Texas, Estados Unidos) fue, entre otras causas la que desató la caída de precios del petróleo desde 2015.

Con el precio del petróleo (convencional) entre USD 50/55 se puede reactivar la industria del fracking. Con la caída de precios bajó la producción vía fracking; pero veamos: el precio está subiendo a pequeños pasos (crudo West Texas Intermediate USD 50 16.06.2016) y va pintando un nuevo escenario positivo para el fracking, nuevamente.

En América Latina hay mucha desinformación sobre el fracking; sin embargo la poderosa mexicana Pemex perforó 934 pozos con técnica del fracking en su área de Veracruz, principalmente.

Creo que la palabra del Nobel ex secretario de energía, señor Chu, es autorizada y ha abogado por regular esta práctica con mejoras en la tecnología de producción; además seguramente se va a mejorar el uso/reutilización de agua y mejoras en los impactos ambientales van a hacer de ésta técnica aún más valorada/rentable.

@bguzqueda