• Caracas (Venezuela)

Boris Santos Gómez Uzqueda

Al instante

Boris Santos Gómez Uzqueda

El negocio petrolero de los Castro

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la jerga comercial normalmente latinoamericana “negocio redondo” es un asunto que da buenísimos frutos, un excelente negocio.

Que alguien pare la locura: Venezuela continúa enviando (regalando) petróleo a Cuba.

Cuba recibe de manera “preferencial” 105.000 barril/día y consume internamente (mayormente para generación eléctrica) 83.000 barril/día. Aunque hay expertos que indican que los datos/cifras del consumo cubano están distorsionados y que ese volumen que recibe diariamente supera ampliamente la demanda, de manera que tienen mucho más excedente para, entre otras cosas, revenderlo.

Desde hace varios años varios analistas advierten de la insostenibilidad de ese “modelo” y de lo antieconómico para Venezuela que –prácticamente– regale su petróleo, uno de esos críticos es el prestigiado economista Ángel García Banchs.

Cifras más, cifras menos: Venezuela entrega a Cuba unos 12.000 millones de dólares al año entre “pago de servicios profesionales” (dícese “médicos” cubanos que practican la profesión en Venezuela) o por el acuerdo “alianza energética Petrocaribe” a través de envíos de crudo.

Venezuela está en crisis financiera, pobreza en sus barrios, ausencia de medicinas y alimentos, ¡siendo Venezuela una potencia petrolera global! Siempre repito: Venezuela con el petróleo que tiene y Bolivia con el gas natural podrían estar, sin riesgo a equivocarme, en similares condiciones de bonanza, riqueza, infraestructura y desarrollo humano que Emiratos Árabes Unidos (donde está la maravillosa Dubai).

Para reducir esos niveles de debacle financiera venezolana ¡deberían inmediatamente cortar el flujo petrolero que envía a Cuba!

Volvemos a anotar, además, que Venezuela le debe a China unos 45.000 millones de dólares. Que en 15 años de socialismo han administrado más de 700.000 millones de dólares y esa danza de millonadas no fue para enriquecer al país, sino todo lo contrario.

El “negocio redondo” cubano es que en 2014 revendieron gran parte de esos envíos petroleros. ¡Y ganaron! Ganaron casi 800 millones de dólares.

Se la pongo en sencillo: Venezuela regala petróleo a Cuba, y Cuba revende ese petróleo. Negocio redondo.

Anoto una reseña de la agencia internacional Reuters citando a un ministro de Planificación y Economía de Cuba que con algarabía informó del “fortalecimiento” de las reservas internacionales de ese país en 2014 “había sido posible por el ingreso de remesas que totalizaron 1.700 millones de dólares y la reexportación del crudo venezolano generó 765 millones de dólares”.

Negocio redondo.

Varios expertos venezolanos –cuyos análisis circulan en las redes– informan que Cuba tuvo réditos por venta de petróleo por 765 millones de dólares (equivale a 4% de las reservas internacionales de Venezuela). Monto importantísimo para una Cuba que no produce nada y que solo es gracias al negocio redondo cubano de revender el crudo venezolano (reventa diaria de aproximadamente 22.000 barril/día).

Aunque el hoy embajador de Venezuela en la ONU y hombre fuerte del petróleo por más de una década negó estar regalando el crudo, hay mejor informados analistas como Horacio Medina, ex gerente de la petrolera estatal venezolana, y Pablo Hernández Parra, profesor de la Universidad Yacambú, que denuncian sólidamente que los excedentes petroleros que Venezuela entrega a Cuba tienen otro destino.

Toda América Latina sabe –y esto no es ofensa– que la tal “economía cubana” bajo los Castro no existe. No producen nada. Nada en volúmenes, tecnología u oportunidades que les permitan ganar mercados y dólares. Han recibido siempre “ayuda” vía ideología. Primero de la extinta Unión Soviética, y ahora de Venezuela.

Si los Castro pudieran llevarse el gas natural de Bolivia y revenderlo, téngalo por seguro que lo habrían hecho. Debemos agradecer, en este caso, estar metidos en medio de los Andes y Amazonas y no en el Caribe frente a la isla, si no hubiéramos sido esquilmados como hacen con nuestra bella Venezuela.

Las remesas y el turismo son lo único que Cuba “produce” además de los regalos que recibe.

Un amplio informe de la barbarie con que se dilapida el petróleo venezolano puede encontrarse en el exhaustivo análisis del académico Hernández Parra (www.soberanía.org).

 

*Consultor del sector privado

@bguzqueda