• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Triple play

Lo que sigue está fuera de lugar, periodísticamente hablando. Si Miguel Cabrera se erige como líder bate de la presente temporada en la Liga Americana, será su segunda corona y un logro que hará de Miguel el primer toletero venezolano con más de un título en esa categoría. Los otros son, Andrés Galarraga en 1993 con un average de 370 en la Liga Nacional, Magglio Ordóñez con 363 en 2007 en la Americana y Carlos González con un average de 336 en 2010 en la Nacional. Cabrera ingresó a la cofradía en 2011 con un título amasado con un promedio de 344 en la misma Americana. ¿Repetirá en 2012? Insistimos, resulta contra- producente dar el hecho por descontado. Especialmente porque antes de la tanda de anoche, el bateador derecho de los Tigres de Detroit se hallaba en la cima con 330 puntos, apenas uno por encima de Mike Trout, el jardinero y novato de los Ángeles de Los Ángeles. ¿Pueden imaginar todo lo que puede pasar en esa puja cuando todavía restan poco más de dos semanas de calendario? Sin subestimar a un tercero en discordia: Derek Jeter. A esa misma hora, el campocorto de los Yanquis de Nueva York marchaba en la tercera casilla con 323 puntos.

Pero la justificación de esta violación de la más elemen- tal norma de la buena praxis periodística, viene porque nos han preguntado quién fue el último en repetir topes en esa categoría, en ambos circuitos. Y en extensión, quién o quiénes poseen más gemas de bateo al hilo. En la Americana, el último no está muy lejos en el tiempo.

Se trata de Joe Mauer, el toletero zurdo y receptor de los Mellizos de Minnesota.

Mauer fue el campeón de bateo en la Americana en las temporadas de 2008 y 2009 con averages de 328 y 365.

El registro de más cimas corridas si está en las antípodas temporales donde se encuentra Mauer. Hay que remontarse a los albores del siglo XX para tropezarnos con Ty Cobb, que militaba como Cabrera en los Tigres.

Un jardinero que bateaba a la zurda, Cobb fue nueve veces consecutivas el adalid de la Americana en ese departamento, entre 1907 y 1915.

Una pregunta recurrente por lo que ocurrió después: ¿quién o quiénes cortaron la cadena? En 1916, Cobb cerró con un lustroso promedio de 371. Sin embargo, el premio fue para Tris Speaker que concluyó con 386. No obstante, Cobb enseguida consiguió los topes de 1917, 1918 y 1919, para ser hasta hoy con una docena, el bateador con más títulos en la historia de las mayores.

Acumular títulos de bateo no raya en los "imposible" como por ejemplo las 511 victorias de Cy Young entre los lanzadores, o los 4.256 imparables de Pete Rose. Sobretodo porque entre los privilegiados se encuentran algunos peloteros de reciente data. De cualquier forma, Cobb parece "inalcanzable".

Sus doce coronas son escoltadas por las ocho de Honus Wagner y las ocho de Tony Gwynn. Después vienen los siete títulos de Roger Hornsby, los siete de Stan Musial y los siete del panameño Rod Carew. Más atrás está Ted Williams con seis topes, y cierran la pequeña lista, Dan Brouthers, Nap Lajoie y Wade Boggs con cinco cada uno.

Para terminar por hoy, va- mos a ver qué tan acuciosos son ustedes. En este instante cabe una considerable posibilidad de ver en la Nacional a ocho campeones de bateo diferentes a partir de 2005. Ellos son cronológicamente: Derrek Lee, Freddy Sánchez, Matt Holliday, Chiper Jones, el dominicano Hanley Ramírez, el venezolano Carlos González, el quisqueyano José Reyes y el dominicano Melky Cabrera. Algo parecido no sucedía desde que en la misma Nacional hubo doce campeones de bateo diferentes entre 1935 y 1946. ¿Y qué será de la vida de Miguel Cabrera en esta recta final?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Humberto Acosta

Periodista egresado d ela UCV. Escritor. Locutor. Comentarista de beisbol.

Histórico