• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Estilos y repertorios

La noción de repertorio en las artes escénicas, y en concreto dentro de la danza, sugiere obra acumulada, visión de conjunto, línea de creación consolidada, así coherencia en los procesos de resolución formal. También indica establecimiento en el tiempo, logro de reconocimiento y sentido de universalidad. Se trata de un concepto de mayor aplicabilidad a las manifestaciones rigurosamente codificadas de la danza artística del siglo XIX, genéricamente agrupadas bajo el término de ballet, así como sus reinterpretaciones subsiguientes y, en mucho menor medida, a las vanguardias del movimiento.

En este sentido, el repertorio de Marius Petipa, por ejemplo, debe abordarse desde las específicas características que éste imprimió al estilo clásico o académico de ballet, centradas en el tratamiento del cuerpo de baile, al que dotó de un sentido simétrico de significativas valoraciones espaciales y plásticas; el desarrollo del arte del paso a dos, dotándolo de una estructura inamovible, reducto destinado a los intérpretes de mayor encumbramiento dentro de la vertical escala establecida; la noción de virtuosismo técnico, y la concepción de exotismo y fasto escénico, que recrea tanto la estética de un romanticismo tardío como la brillantez del ambiente cortesano.

El repertorio de George Balanchine, por su parte, concentra en sí mismo los ideales del estilo neoclásico, generado desde las aportaciones de este creador que legó una manera alternativa de visionar el formalismo clásico sin dejar de sentir veneración por él. Su sentido abstracto del movimiento no sólo lo caracterizó como un creador puro y deslastrado, sino que desencadenó un nuevo abordaje del cuerpo estético y su expresión dentro del espacio escénico, todo como una reacción sin retorno contra un academicismo abigarrado.

En Venezuela, Vicente Nebreda representa el punto de partida y la cima más alta de la creación coreográfica profesional de ballet.

Su "estilo", que en realidad no es tal, sino una personal manera de abordar los postulados del nuevo clasicismo, puede ya considerarse mucho más que una etiqueta convencional. En él se sintetizan las que han sido las indagaciones conceptuales y estéticas más importantes de este coreógrafo dentro del ballet neoclásico, que lo llevaron a ahondar en el cuerpo expresivo de una manera verdaderamente particular, singularizando los valores de libertad, musicalidad y plasticidad corporales. La presencia de Nebreda como coreógrafo y director artístico del desaparecido Ballet Internacional de Caracas y el Ballet del Teatro Teresa Carreño, incluidas también numerosas compañías extranjeras, determinó la creación de buena parte de su extensa y reconocida obra coreográfica.

Dentro estas agrupaciones se desarrolló como genuino creador siguiendo los postulados del neoclásico, aunque enfatizando en aspectos de inquietante contemporaneidad. Petipa, Balanchine y Nebreda suponen una progresión necesaria y coherente. La sistematización de dos estilos, la recreación de ambos en un contexto social particular, así como la configuración de repertorios imprescindibles.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Carlos Paolillo

Periodista. Crítico de danza, investigador y gerente cultural

Histórico