• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El lujo de contar con Vizquel

Omar Vizquel / Henry Delgado

Omar Vizquel / Henry Delgado

El pasado viernes, en su segundo día como coach de losLeones del Caracas, Omar Vizquel salió del dugout y con un guante prácticamentenuevo colocado en su mano izquierda compartió sus impresiones acerca de laevaluación de la defensa en el beisbol moderno.

Vizquel, 11 veces ganador del Guante de Oro por sus “manosde seda”, dijo, mientras daba golpes a su guante, el cual recibió como ofrendapor una de sus excelsas campañas defensivas en las grandes ligas, que lasabermetría ha cambiado mucho la medición del aporte defensivo de un pelotero.

“Ahora con la sabermetría todo es distinto”, dijo Vizquelrodeado de periodistas, como si estuviera hablando entre amigos. “Yo llegué aganar Guantes de Oro con 15 y 20 errores. Las cosas han cambiado mucho. Antesse valoraba más a las jugadas en el hueco, las más difíciles de hacer. Ahoraque un campocorto haga jugadas espectaculares no es lo importante. Lo que sevalora es que hagan las jugadas de rutina, que ejecuten”, aseguró.

“El porcentaje de fildeo era más valorado antes. Ahora conel UZR (una estadística defensiva avanzada mediante la cual se mide lacontribución en salvar carreras de un jugador por encima o por debajo de otrojugador promedio en su posición) se puede saber cuánto cubre un infielder. Haymuchas cosas distintas”, contó quien está obligado a entender la sabermetría paraconsagrase como manager.

El coach de los melenudos, entre una y otra anécdota,recordó que “cuando Alex Rodríguez era shortstop usaba un guante muy grande. DerekJeter también. Yo siempre use una talla pequeña. Me sentía cómodo así”.

“Este guante lo saqué del fondo de un baúl que tenía en micasa. Me lo dieron como regalo cuando gané un Guante de Oro y lo guardé. Nosabía que lo tenía. Ahora voy a tener que amoldarlo. Esta casi nuevo”, continuóentre risas.

Vizquel ganó su último Guante de Oro en 2006, cuando vistióla indumentaria de los Gigantes de San Francisco. Ese año contó como compañeroen la tercera base con Pedro Feliz, quien según el venezolano, “era casi uncampocorto”. Esa temporada el dominicano dejó un UZR en la antesala de 15.5,registro superlativo.

“Con Pedro Feliz era muy fácil jugar” afirmó Vizquel, quienese año cometió apenas cuatro errores en 599 chances defensivos. “Él era casiun campocorto. Cubría mucho terreno y casi nunca tuve que ir al hueco por unapelota. Sólo me enfoqué en ir hacia la segunda base y hacer las jugadas. Contarcon un buen antesalista es una ventaja en muchos casos. Todo es relativo, yaque si bien no vas a cubrir mucho terreno (UZR), tienes la oportunidad de jugarmás tranquilo y ejecutar las jugadas de rutina con soltura”.

Escuchar a Vizquel contar sólo una parte de lo que vivió enlas grandes ligas es un lujo que pocos pueden darse. Que los Leones le hayanpermitido ser coach por un mes, con miras a su graduación de manager en unfuturo cercano, no sólo le permite al caraqueño aprender cómo se maneja unequipo, cómo lidiar con los peloteros y forjar el temperamento a la hora detomar decisiones; sino que hace que los jugadores jóvenes se nutran con suexperiencia, consejos y relatos. Es un circuito de aprendizaje en donde todosganan.

 

El prospecto de los Tigres de Detroit y ganador del Guantede Oro en las ligas menores,  Eugenio Suárez,dijo el día que se unió al Caracas que tener a Vizquel en el clubhouse era unsueño cumplido. “Omar es el mejor campocorto de la historia de Venezuela.Tenerlo al lado es un lujo”, dijo Suárez, uno de los muchos que tendrán elhonor de aprender de Vizquel durante un mes.

http://tstrike.blogspot.com/

Twitter: @luiscarlosgr

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Luiscarlos González

Periodista deportivo del diario El Nacional, especializado y amante del beisbol

Histórico