• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Al final la LVBP es un torneo de bateadores

Gregorio Petit sacudió el sábado su décimo jonrón de la temporada contra los Navegantes del Magallanes en el estadio Universitario; estacazo que le permitió igualar la marca de más cuadrangulares en una temporada que Ronny Cedeño implantó en la campaña 2009-2010. En Puerto La Cruz, Oscar Salazar también llegó a la decena de bambinazos frente a los Cardenales de Lara. Ambos cuadrangulares hicieron que por primera vez en la historia de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional existieran 10 bateadores con 10 o más vuelacercas. La marca anterior era de ocho en la 53-54. 

¿Qué pasó en esta temporada? ¿El pitcheo fue un desastre? ¿Las pelotas Rawlings favorecen a los bateadores? Son muchas las conjeturas acerca de lo que ha ocurrido esta zafra, en la que Alex Cabrera se erigió en el nuevo rey del jonrón con sus 21 tetrabatazos, y los Leones del Caracas amanecieron hoy a un jonrón de igualar su marca histórica de vuelacercas en una temporada. 

Luis Ávila, presidente de los melenudos, fue enfático hace unos días en asegurar que más allá del uso de las pelotas Rawlings, el pitcheo colectivo de la liga había estado por debajo de las expectativas. Sin contar la jornada de ayer las Águilas del Zulia exhibían la "mejor" efectividad colectiva de la liga con 3.99. El resto de los equipos tenían un promedio de carreras limpias permitidas por encima de 4.00, siendo los Tigres de Aragua el peor en el departamento con 5.55. 
En total, se habían conectado 421 jonrones, siendo los Caribes de Anzoátegui los que más suman con 63. 

"Creo que lo que ha ocurrido esta temporada es que el pitcheo no ha estado a la altura. El pitcheo colectivo de todos los equipos no ha cumplido. En esta temporada los lanzadores no se han visto bien. La liga ha sido sumamente ofensiva. Más allá de la pelota Rawlings, que bien pudiera estar afectando, no digo que no, es el bajo nivel de los lanzadores lo que ha hecho que haya partidos de tantas carreras. Sin duda, hay cosas que revisar y mejorar", dijo Ávila en el estadio Universitario. 

Pese a que el beisbol profesional venezolano no deja de ser vistoso por la cantidad de grandeligas que deciden venir al país, dígase un Wilson Ramos, Juan Carlos Gutiérrez, Gerardo Parra, Salvador Pérez, Oswaldo Arcia, Franklin Morales, entre otros, así como las figuras emergentes que año tras año se dan cita; el nefasto pitcheo de esta temporada le resta calidad al circuito, dejándolo como una guerra de batazos, donde un abridor que sea capaz de lanzar cuatro episodios es visto con buenos ojos. ¿Hasta donde hemos llegado? Sin duda, las características de la liga han convertido en complacientes a muchos. \

Ahora todos miran hacia el bateo, entregándose a la cruda realidad. 

El ex manager de los Tigres, Buddy Bailey, fue uno de los pocos que siempre creyó que el pitcheo era la columna vertebral de un equipo ganador. Su habilidad para manejar el relevo lo erigió en uno de los estrategas más ganadores de la historia de la LVBP, no en vano, Luis Ávila, aseguró que Bailey era el manager que más había entendido la liga, dándole la etiqueta de "ganador".

La filosofía de Bailey quedó internalizada en Rodolfo Hernández, actual manager de los Tigres, quien aseguró ayer en el coso de los Chaguaramos que sin pitcheo no se puede ganar. 

Sin embargo, y aunque varios directivos y managers de los equipos clasificados al round robin han asegurado que irán por pitcheo en el draft de sustituciones, la enorme cantidad de toleteros de calidad en la selección podría hacerlos cambiar de opinión. Y es que al final la LVBP es un torneo de bateadores. Esa es la realidad. 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Luiscarlos González

Periodista deportivo del diario El Nacional, especializado y amante del beisbol

Histórico