• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Tercer Strike

Serie del Caribe | Foto: Archivo

Serie del Caribe | Foto: Archivo

26 de agosto de 2013 y el acuerdo invernal entre la Confederación de Beisbol del Caribe y Major League Baseball aún no se firma, impidiendo que las gerencias de los distintos equipos pertenecientes a las ligas de la región hagan sus trámites de importación y comiencen a analizar con cuáles de sus grandeligas pueden contar.

La situación es alarmante para las organizaciones del Caribe por varias razones, sobretodo para la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, el torneo más afectado por la llamada cláusula de "fatiga extrema", según las opiniones de varios directivos. La primera es que, pese a que los equipos han podido conversar con varios importados, no han podido acordar legalmente con ninguno, poniendo sus participaciones en vilo. En la campaña 2012-2013 de la pelota local a estas alturas los distintos clubes ya habían adelantado la primera avanzada de sus foráneos, y, a su vez, tramitar varios de los permisos de cara a la segunda camada.

Que las grandes ligas deseen dar de baja a cuatro jugadores por equipo adicionales al grupo de peloteros que tradicionalmente no pueden participar en las ligas del Caribe por entrar en la llamada cláusula de "fátiga extrema" es otro golpe a la Confederación y su espectáculo. MLB le está diciendo sin tapujos a la Confederación que son los amos y señores del beisbol profesional en el mundo, y que su intención de cuidar sus inversiones millonarias (peloteros) será algún día una orden.

Pese a que el presidente de la Confederación de Beisbol del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, aseguró por teléfono que se le envió a MLB una contrapropuesta con el objetivo de llegar a un consenso esta semana, ya que "no podemos llegar a septiembre sin firmar el Acuerdo Invernal", las grandes ligas parecen no tener apuro para concretar el pacto.

Puello aseguró que no tienen las manos atadas, ya que "si las tuviéramos no estaríamos negociando. Somos una Confederación que tiene mucha importancia, Major League Baseball está siempre dispuesta a escucharnos", dijo. Sin embargo, ver cómo las grandes ligas quieren restringir las participaciones de jugadores que no entran en la cláusula de "fatiga extrema" tiene que prender las alarmas.

¿Hasta dónde podrá llegar MLB? ¿Este es el inicio de una era oscura en el beisbol del Caribe? ¿Tiene la Confederación el poder para retar a MLB? Son varias de las interrogantes que están sobre la mesa.

El temprano y arrojado anuncio de incluir a Cuba en la Confederación de Beisbol del Caribe, asegurando su participación en la justa de Margarita de 2014 pudo haber truncado las negociaciones con MLB, que siguiendo órdenes del gobierno de Estados Unidos, instó a echar para atrás la decisión mediante una carta publicada por medios de República Dominicana. Puello, sin embargo, ya ha reiterado en dos ocasiones que el tema de Cuba y el Acuerdo Invernal son muy distintos y no tiene por qué relacionarse.

"Las ganas de que Cuba juegue la Serie del Caribe no tiene nada que ver con el Acuerdo Invernal. Fue una rara coincidencia. En estos momentos estamos a la espera de la licencia del Gobierno de Estados Unidos para que Cuba juegue", dijo Puello, quien aseguró que los parámetros de la "fatiga extrema" no tendrán cambios en la nueva edición del convenio, como premio de consolación.

La ausencia de muchas figuras en la campaña 2013-2014 del beisbol profesional venezolano también podría afectar económicamente a los equipos, ya que muchos de los peloteros que estarán presentes podrían demandar un mejor salario, según informó uno de los directivos de la liga. El retraso de la firma del Acuerdo Invernal es una puñalada para los torneos de la región y nos sería descabellado pensar que en algún momento recibirán una directo al corazón.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Luiscarlos González

Periodista deportivo del diario El Nacional, especializado y amante del beisbol

Histórico