• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Miguel Cabrera es sobrenatural

Observar a Miguel Cabrera luchar contra una lesión abdominal, molestias en la cadera y parte baja de la espalda, y rendir como lo ha hecho es algo admirable, que enaltece la apuesta de los Tigres de Detroit de mantenerlo alejado de la lista de lesionados de la organización.

Cabrera ha sido sinónimo de regularidad desde el inicio de su carrera en las grandes ligas, ya que ha jugado al menos 150 partidos por temporada desde 2004, su segundo año en la instancia. En 2011 y 2012 participó en 161 duelos, por lo que su durabilidad está a prueba de balas. El único tiempo prolongado que se ha perdido fue en la semana final de la temporada 2010 cuando se lastimó un tobillo. De resto Cabrera siempre ha estado presto a tomar su madero, pese a que en este año haya perdido varios encuentros por precaución.

Verlo cojeando ayer de primera a segunda base tras conectar su doble 22 de la temporada  podría ser para muchos una muestra de que algo no anda bien. El manager de los Tigres de Detroit, Jim Leyland, ha reiterado en más de una ocasión que su estrella no está al 100%, por lo que su condición es de día a día. Sin embargo, Cabrera no ha dejado de producir, no en vano muestra average de .423 con tres cuadrangulares y 10 remolcadas en sus últimos siete encuentros, sin contar el partido de ayer contra los Yanquis de Nueva York.

“Para que Cabrera se ausente de un partido tiene que ser una lesión seria. Él siempre quiere jugar, sin importar las pequeñas molestias. Cuando no puede hacerlo es porque es algo grave”, dijo el lanzador Max Scherzer hace unas semanas, cuando el nativo comenzó a sentir los dolores en la espalda.

El turno que tomó Cabrera el viernes contra el mejor cerrador de la historia de las mayores, el panameño Mariano Rivera, pone en evidencia su valor y el por qué los Tigres no quieren colocarlo en la lista de incapacitados. Perder al líder en carreras anotadas (84), hits (148), impulsadas (109), average (.363), porcentaje de embasado (.455) y OPS (1.132) de la Liga Americana debe pasarles algún tipo de factura, ya que aunque los bengalíes están en la cima de la División Central de la Liga Americana, los Indios de Cleveland aún no se rinden al no verse tan lejos (amanecieron ayer a cuatro juegos de los Tigres).

La cara de Rivera tras el jonrón de Cabrera fue de portarretrato, ya que fue la primera vez en su carrera que un rival se atreve a castigarlo de esa manera en el Yankee Stadium a un strike de estar ponchado. Con ese batazo el venezolano colocó su nombre en un selecto grupo, en el que figura su coterráneo Marco Scutaro.

Con un swing, Cabrera se convirtió, según Elias Sports Bureau, en el primer pelotero de la historia que le conecta un bambinazo a Rivera para empatar o poner arriba a su equipo en el hogar de los Yanquis, estando a un strike de la derrota y ver como el panameño gana o logra un rescate. El tercera base de los felinos es apenas el cuarto toletero que lo logra, uniéndose a Scutaro, quien en 2007 lo hizo con el uniforme de los Atléticos, Bill Selby (con los Indios en 2002) y Bobby Higginson (con los Tigres en 1999).

Ver a Cabrera cojear y agarrase la espalda en cada turno puede ser desesperante. Si bien parece estar preparado para lidiar con lesiones que carecen de gravedad, los Tigres no pueden obviar el hecho que la salud de su mejor bateador está en riesgo.

Tal y como ocurrió con Carlos González, quien fue incluido en la lista de lesionados de los Rockies de Colorado de manera tardía y sólo cuando no fue capaz ni de colocarse los guantines por el dolor en su dedo medio de la mano derecha, tener a Cabrera en acción podría afectar a Detroit en una hipotética postemporada.

Si bien Cabrera no ha dejado de producir, sus síntomas de dolor son evidentes. El trainer del equipo Kevin Rand aseguró que las molestias desaparecerán con el tiempo, sin necesidad de pasarlo a la lista de lesionados. En estos momentos la reputación del cuerpo médico de los Tigres está en juego.

 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Luiscarlos González

Periodista deportivo del diario El Nacional, especializado y amante del beisbol

Histórico