• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Miguel Cabrera con más poder que nunca

Miguel Cabrera sacudió ayer su jonrón 38 de la temporada y el 359 de por vida en las grandes ligas, el cual lo igualó con el miembro del Salón de la Fama, John Robert Mize, en el puesto 79 de todos los tiempos. Fue su duodécimo bambinazo conectado cuando le hace swing al primer pitcheo- según ESPN ningún pelotero de las mayores tiene más de nueve- y sus tres remolcadas lo hicieron escalar al tercer puesto de la lista de venezolanos con más fletadas en la historia (1.237), superando a Magglio Ordóñez y colocando la mira en Bob Abreu (1.349) y Andrés Galarraga (1.425), líder del departamento.

Para el aragüeño su bambinazo de ayer significó el extrabase 61 de la temporada (22 dobles, un triple y 38 cuadrangulares), aún lejos de su marca personal de 88 alcanzada en 2012, cuando se convirtió en el primer latinoamericano que logra la triple corona y en el primero en alcanzarla en 45 años, uniéndose a leyendas como Mickey Mantle, Ted Williams y Lou Gehrig.

Pese a la lesión abdominal, molestias en la cadera y parte baja de la espalada, el nativo tiene proyecciones de 52 jonrones y 30 dobles. Llegó al juego contra los Medias Blancas de Chicago como líder en average (.362), porcentaje de embasado (..456), slugging (.683), OPS (1.139), hits (152) y carreras anotadas (86) de la Liga Americana, sin embargo uno de las estadísticas en la que su promedio es exorbitante es en el poder aislado (ISO).

El poder aislado es calculado sustrayendo el average del slugging con el objetivo de sacar los sencillos del cálculo y ver la capacidad del jugador de batear extrabases.  Es la estadística que devela el poder de un toletero, y en la cual Cabrera, según el portal Fangranphs.com, es segundo en las grandes Ligas con un promedio de .321, sólo superado por el slugger de los Orioles de Baltimore, Chris Davis, quien muestra un .383. Su coterráneo Carlos González, actualmente en la lista de lesionados de los Rockies de Colorado, es tercero en el renglón con .289.

Cabrera, quien de por vida muestra un poder aislado de .248, jamás a dejado un ISO tan alto como el que exhibe en estos momentos, siendo el .294 de 2010 su marca personal. Recuérdese que el poder aislado promedio en las mayores oscila entre .140 y .150.

“Cabrera aún no está al 100% de sus condiciones. Aunque ha hecho cosas grandiosas en los últimos días tenemos que llevarlo con cuidado. Ya nada me sorprende de Miguel. Está jugando limitado y aún siguen produciendo para el equipo. Es impresionante”, dijo ayer le manager Jim Leyland a MLB.com minutos antes del juego contra los Medias Blancas. Y es que el nativo ha corrido las bases con sumo cuidado y cada cierto tiempo se le ve cojear al momento de tomar un turno.

La adaptación del swing de Cabrera es la clave del crecimiento de su poder. En el 2009, cuando disparó 68 extrabases (34 jonrones y 34 dobles), un reportaje de David Schoenfield, de ESPN, reveló que casi todos sus cuadrangulares fueron halando la pelota. Sin embargo, ahora tiene la capacidad para conectar la bola hacia su banda contraria, algo que lo ha convertido en un bateador más peligroso y respetado. Y es que según la sección Hot Zones de ESPN cabrera batea por encima de .300 de average con pitcheos en el medio y pegados a su cuerpo. La única forma en que el venezolano pueda ser dominado es con envíos altos y sumamente afuera, algo que obliga al pitcher a correr el riesgo de darle un boleto.

“Esta temporada he sido más agresivo. Estoy mentalizado en hacer swing a sólo pitcheos buenos”, aseguró el tercera base de los bengalíes a MLB.com después de ser nombrado Jugador de la Semana.  

Sin duda, dominar a Cabrera se ha convertido en una de las tareas más difíciles para los lanzadores esta campaña. Todos han visto como su poder asciende cada vez más.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Luiscarlos González

Periodista deportivo del diario El Nacional, especializado y amante del beisbol

Histórico