• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El hijo inglés de Cantaura y Guernica

Fernando Amorebieta suma 249 partidos con el Athletic / EFE

Fernando Amorebieta suma 249 partidos con el Athletic / EFE

De acuerdo con un estudio de científicos ingleses, dado a conocer en 2001, los vascos y los celtas reúnen un código genético similar, por lo que podrían considerarse "hermanos de sangre".

Stephen Openheimer, un investigador de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, publicó su investigación en la que colaboraron varios especialistas, donde determinó que los irlandeses comparten 90% de similitudes con los vascos, los galeses 80% y los escoceses e ingleses 70%.

Se debe, de acuerdo con Openheimer, a que los antepasados de los británicos nacieron y crecieron en el País Vasco, y que luego se desplazaron hacia el norte, a regiones más frías para asentarse definitivamente en el norte de Europa.

Una ruta similar a la que tomó un vasco, venezolano casi por coincidencia, y un Vinotinto por (aparente) convicción. Fernando Amorebieta ha retomado en el Fulham inglés la continuidad que le arrebató su terquedad, al querer acompañar a sus mejores amigos, Javi Martínez y Fernando Llorente, en la aventura de abandonar Bilbao, a donde llegó muy pequeño después de dar otro salto monumental, desde el oriente de Venezuela, en Cantaura, hasta la capital de Vizcaya.

Amorebieta en Inglaterra consiguió la tranquilidad que se le había extraviado en España, y ahora exhibe orgulloso la chapa de haber jugado 225 minutos de la pretemporada del conjunto londinense (sin contar los que debería haber disputado ayer contra Parma), donde ha recibido una inyección de confianza extrema al volver a ser titular con el equipo de Martin Jol.

Pero, irónicamente, a pesar del reconocido cariño que le profesa el zaguero central a la que fue su tierra de crianza y de sus inicios en el fútbol, no es ahí donde se celebra más su regreso a la normalidad futbolística. En Venezuela se frotan las manos al saber que vuelve el segundo pilar de la zaga que se convirtió en la menos batida del primer tercio de la eliminatoria suramericana.

Con Amorebieta en la cancha, Venezuela logró batir a Argentina (con una diana del central, un bono añadido que no se esperaba, ya que era su segundo gol como profesional), empatar con Colombia, vencer a Bolivia y empatar con Uruguay. Además, el oriental estuvo también en el empate contra Ecuador en casa.

Ocho de los 16 puntos que suma Venezuela, exactamente la mitad, se obtuvieron con el central como parte del once titular en ese primer tramo de la eliminatoria, y si se suma la unidad contra los meridionales, se llega a que Amorebieta participó como titular del 56,25% de los puntos sumados por la Vinotinto en el premundial. Si bien es sabido que el artículo de primera necesidad que escasea en la selección nacional son los goles, donde sólo Salomón Rondón y Juan Arango han aportado una cuota generosa, tampoco deja de ser cierto que para ganar los tres partidos que faltan, Venezuela necesitará de sus mejores piezas, en los tiempos que vienen.

Y para ganar en el fútbol, siempre tienes que hacer más goles que tu rival. Es por eso que la llegada del buen hijo inglés de Guernica y Cantaura, el vasco oriental Amorebieta, es un buen síntoma.

Aunque estaba listo para retornar a la selección en el amistoso de este miércoles en San Cristóbal, una lesión demorará ese reencuentro. En la eliminatoria, contra Chile, Perú y Paraguay, sin embargo, su presencia será un motivo más para soñar con el Mundial.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Pablo García Escorihuela

Periodista egresado de la UCV. Especialización en Periodismo Deportivo (USB).

Histórico