• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El hablar Sancho

Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza | Foto: Archivo

Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza | Foto: Archivo

El libro va de Sancho Panza y no de su señor, aunque no siempre en el Quijote se sabe dónde termina uno y comienza el otro y al revés (son tantos los espejos que no se detiene nunca el espejear en esta obra).

Se enfoca en el interesante personaje no para hacerlo principal, que nunca ha dejado de serlo, sino para mirar con más atención lo que ha ido diciendo a la par que su amo y para confrontar, gracias a esa permanente dialógica de inexistente frontera, las verdades desde la visión dual (o plural) que siempre tiene.

Como habla tanto este escudero que parece erudito y como lo hace tan bien que parece filósofo, la obra busca mostrar y confirmar lo que el hablar llano debe a la sabiduría y lo que la sabiduría debería deberse al modo simple y puro de decir y pensar. Valido de un método demostrativo, Razón y refrán en Sancho Panza (Universidad Monteávila, 2013), del reconocido historiador Juan Garrido Rovira, con presentación del rector Joaquín Rodríguez Alonso y prólogo del biólogo humanista Fernando Cervigón Marcos, produce una notable selección de textos (una lectura) de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de Cervantes, para cumplir con el objetivo de enfocar el recorrido en las palabras de Sancho, el personaje del hablar sabio (un correlato de lo mucho que hay que aprender de los hombres sencillos cuando son sabios de verdad).

El cervantismo venezolano es ya longevo y exhibe nómina grande y buena y esta obra, sin engreimiento alguno, viene a aumentarlo y a instalarlo en nuestra conciencia literaria y cultural, siempre admiradora de lo hispánico y permanente promotora de un hispanismo de sobrio y comprometido estilo.

Como se sabe, el tema literario es en el Quijote tópico principal y fecundo. La selección del doctor Garrido Rovira viene a manifestarlo y son muchos los fragmentos en los que la averiguación (la duda) sobre lo que la literatura significa aparecen seleccionados y destacados en esta obra: "No hay libro tan malo que no tenga algo bueno". En esta idea, el personaje de Sancho es verbal, lingüístico, parlante, elocutivo: "En mí la gana de hablar siempre es primero movimiento, y no puedo dejar de decir, por una vez siquiera, lo que me viene a la lengua". El caballero lo reprime y le exige continencia.

La lengua y la literatura promueven otros temas que la fragmentaria considera y acentúa. El sumario reluce en elocuencia: el dolor, la legitimidad de toda defensa, el gusto por comer, la libertad, la imaginación y el realismo, el oficio de gobernar, la comedia del mundo, la sapiencia paremiológica, la ética política, los consejos de vida, el sueño y la muerte. Hablar sabio, hablar y saber cómo los cometidos más claros de esta obra esclarecedora y de factura amable y de objetivo proemial llaman al entusiasmo con medios sólidos y escuetos; posiblemente, los mejores para permitir la entrada a este libro de múltiples entradas y para invitar a un recorrido en donde coinciden el sentido y los medios, la materia y las formas, el principio y las leyes, la enseñanza y los fines. Emoción y felicitación para este libro que mantiene viva la encendida llama de nuestro cervantismo más perdurable, al seguir la conmovedora ruta del hablar Sancho.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Francisco Javier Pérez

Profesor universitario. Lexicógrafo, historiador de la lingûística y ensayista de temas literarios.

Histórico