• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

La ideología Xavier

Camisa desabotonada para lucir rosario artesanal y pectoral depilado.

Cabello antigravitatorio al estilo Cristiano Ronaldo (el uso profuso de gelatina en la actual generación es de las cosas que me hace sentir del siglo pasado). Barbita delineada como con tinta china. Brillanticos en cada lóbulo de las orejas. Me pareció conocerlo de otro lado y luego lo ubiqué: es el mismo que aparece con atuendo de stripper (es decir, sin atuendo) en el póster del monólogo Orgasmos , como un muñeco Ken color canela de Norkys Batista.

Xavier Muñoz, apodado "el Terrible", se ha incorporado como acompañante de Marycarmen Sobrino en un programa inclasificable que ocupa uno de los horarios más devastados por las últimas cadenas presidenciales: Mujeres con historia, y hom- bres también (Venevisión, lunes a viernes, 6:00 pm).

Xavier generalmente se presenta como a las 6:40 pm, con "Latin lover" de Malanga como musiquita de fondo, y ejerce de ombudsman del sexo fuerte en los conflictos llevados al estudio. A veces hasta amenaza con unos puños para tranquilizar a los litigantes que se ponen revoltosos.

Frases con las que se podría edificar un corpus filosófico xaveriano: "No pensemos con el otro cerebro"; "Los besos son cultura: mientras más besas, conoces más lenguas"; "El exnovio de la chama se ve más tranquilo que un portarretrato, en cambio el otro se ve que hace caballito con la moto y a las mujeres les gusta eso"; "Te están rasguñando la arepa (ser infiel) desde hace rato"; "Uno tiene que estar pendiente de su presa (pareja)"; "A la mujer venezolana le gusta tener su muñequito al lado". Carismático, avispado e impúdico, el tipo es todo un espectáculo. Venevisión haría bien en seguirle la pista a Xavier.

Mujeres con historia compite en rating con Se ha di- cho (Televen) y Marycarmen Sobrino deja bien delimitados los territorios: "Aquí no hay tribunal, juez de paz ni policías, sino damas y caballeros. Creemos en la buena voluntad de la gente". Al que no se comporta, lo castigan metiéndolo en una jaula de vidrio.

Mujeres con historia , sin embargo, es mucho más que resolución de conflictos de civiles (e inciviles). Acompañada por los bailarines Levis y Yísus (sic), Sobrino ejecuta coreografías que pueden ir desde "I’m Too Sexy" de Right Said Fred hasta "Regálame un muack" del Potro Álvarez o "El manduco" de María Rivas. Puede mutar en Valentina Quintero para llegarse hasta el puesto de empanadas de Catalina en Choroní. Hay segmentos de servicio social, terapias holísticas ("espray de rosas con feromona, la hormona de la atracción") y hasta presentación de artistas, como los vallenateros Jhon y Migue, que interpretaron su éxito "Ojitos de gato".

Sobrino es lo que podríamos denominar una líder positiva: dama guapetona que baila sabroso, viaja, consuela, come, bebe, da, recibe y regaña cuando hay que regañar.

Los conflictos ventilados en Mujeres con historia son los que dejan mal sabor y se convierten en síntomas de la picaresca de un país. Casi siempre hay paternidad irresponsable o alcohol en medio.

Ejemplos: Johaskenny y Yosnaysker, hermanas que trabajan como "promotoras de perfumes, y broma" (sic), son acusadas por su casera de hacerse lolas y pompis, pero no pagar el alquiler. Un mototaxista se lleva por delante la mercancía de un buhonero y más bien le echa en cara: "Tú lo que tienes es un puesto de fruta toda podrida". A los participantes en un "achante" (fiesta de universitarios) se les señala por dopar, abusar y grabar el video erótico de una compañera, aunque ellos no se acuerdan de nada de lo que pasó esa noche.

Y así.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Histórico