• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Cuando éramos felices

¿Puede haber algo más contranatural que una telenovela a las 6:00 de la mañana? El héroe es un periodista que mete preso a un ministro corrupto, nociones que dan risa en el año 2013. En una toma nocturna de exteriores, alumbran en Plaza Venezuela el letrero de Polar y el que parpadeaba: "El Mundo lo dice antes" (el diarismo vespertino pasó a mejor vida en 2009). Aparece gente que se despidió muy pronto: Lourdes Valera y Yanis Chimaras.

El apellido Reyes lo comparten Orlando Urdaneta, que el pasado jueves 10, desde el exilio, convocó a través de Twitter a una guarimba, y Víctor Cámara, que lidera el reparto de Guerreras y centauros, la próxima telenovela histórica de TVES. Viviana Gibelli era la reina del animal print. El país de las mujeres, escrita por Leonardo Padrón, se estrenó en un momento crucial de la historia venezolana: da vértigo pensar que en octubre de 1998 estábamos dos meses a.Ch. (antes de Chávez). Ahora la repiten por Venevisión Plus a las 6:00 de la mañana: arrancó en la tarde y después la movieron para este horario insólito, lo que generó quejas de no pocos televidentes en las redes sociales.

Una década antes hubo una película estadounidense titulada Working Girl: en 1988, todavía era llamativo que una mujer saliera de su casa a ganarse la vida. En El país de las mujeres, Padrón plasmó arquetipos femeninos que quizás no parecen novedosos, pero que en 1998 revolucionaban el género. Pamela (Gibelli), dispuesta a todo para convertirse en diva de la TV, se inyecta botulina en el rostro ("en cinco años ya no vas a tener nada sin operar", le advierte su cirujano, Aroldo Betancourt). Almendra (Gabriela Vergara), bella jirafa de origen humilde dispuesta a salir de abajo como sea, cae en las redes de un comisario corrupto (Gustavo Rodríguez con ronquera). Chiquinquirá (Lourdes), divorciada celosa de su ex Jacobo (Urdaneta), está obsesionada con los carbohidratos y las "grasas saturadas". Julia (Nohely Arteaga) fue criada, como la Susanita de Mafalda, con un hogar perfecto como suprema aspiración. Sandra (Fabiola Colmenares) es una ejecutiva adicta al trabajo e infértil. "¡Tú me limpias y quitas todo lo que yo tenga por dentro, pero me conviertes en una coneja, chica!", amenaza a su obstetra. A 15 años de distancia, queda intacta toda la personalidad de Miranda (Carolina Perpetuo), con sus jeans ajustados, cabello corto ultra chic y una sexualidad portentosa. A Luis Gerónimo Abreu, entonces con una larga cola de caballo como Salvador, especie de atleta aficionado, se le meten dos mujeres en el vestuario masculino del Parque Naciones Unidas: primero entra Cristina (Natalia Capelletti), que se le desnuda en la ducha, y luego los sorprende Almendra, que también entra así como si nada. El tipo de cosas que a uno jamás le van a ocurrir.

Arcadia (Caridad Canelón), alcohólica, se rasca con brandy y vodka Absolut. Su doméstica Sagrario (Ana Castell) brinda con cerveza porque no la desalojaron de la casa y Nohely Arteaga (otro portento eterno de mujer) pide un whisky a la bartender Miranda. Tiroteo con escopetas y malandros muertos en el Paseo Anauco que protagoniza el detective Diamantino (Roberto Lamarca). Después llegó la Ley Resorte. Aroldo Betancourt, el cabello aún negro, introduce "archivos comprometedores" (de Excel) en el computador del periodista Camilo (Cámara) ¡con un diskette de 3,5 pulgadas! Orlando Urdaneta y Elba Escobar comen papitas fritas en Arturo's. Gustavo Rodríguez bucea muchachitas en la piscina del hotel Caracas Hilton, ahora Alba. ¿Se vale aquello de "éramos felices y no lo sabíamos"?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Histórico