• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Alegrías del pueblo

<i>La Selección</i>, serie de la cadena colombiana Caracol, transmitida por Televen

La Selección, serie de la cadena colombiana Caracol, transmitida por Televen

Más que futbolistas, eran fenómenos folclóricos, dificultosamente trasplantables a realidades más reglamentadas. Para Carlos "Pibe" Valderrama, hacer un gol representaba casi una deshonra: el arte que perfeccionó fue el de servir pases para que otros anotaran. Saltaba al césped con las medias bajas, franela por fuera, pulseritas y zarcillos, modas que poco a poco se han ido cercenando en un deporte que es cada vez más trabajo y menos juego. René "Loco" Higuita era un guardameta negado a encadenarse a una arquería, y Faustino "Tino" Asprilla, uno los jugadores más indisciplinados e impredecibles que ha pisado jamás una cancha.

Son también la historia de una tragedia. Camerún eliminó a la selección de Colombia en el Mundial de Italia 1990 luego de una pifia de Higuita. El "Loco" estuvo vinculado al Cartel de Medellín y pasó una temporada en la cárcel por un caso de secuestro. Uno de sus compañeros, Andrés Escobar, fue asesinado luego de la gran decepción de Estados Unidos 1994, torneo al que la pandilla neogranadina llegó con ínfulas de campeona.

Sin embargo, la gente sencilla de su país y del resto de Latinoamérica les recuerda con cariño porque su juego era todo alegría y desenfado, como la trémula pelusa decolorada que Valderrama tenía por cabellera.

La selección (2013) es una serie de 60 capítulos de la cadena colombiana Caracol que trasmite Televen de lunes a viernes a las 8:00 pm.

Se centra en la vida fuera de las canchas de Valderrama, Higuita, Asprilla y Freddy Rincón, futbolísticamente quizás el más opaco del cuarteto, aunque consiguió un hito que jamás alcanzaron sus compañeros con más estilo: jugar en el Real Madrid español.

Los actores son prácticamente desconocidos, aunque en general resultan todo un acierto, en especial Edgar Vittorino como el "Pibe".

La estampa doméstica en la que su esposa, Clarisa, le aplica el tono rubio número 10 en los rizos contribuye, desde ya, a nutrir una leyenda de la cultura pop latinoamericana. Quizás el que menos me convence es Jhon Alex Castillo como Higuita.

Físicamente se me parece más bien al Charly Mata de Radio Rochela, aunque su interpretación le da un toque de ternura de peluche a la testosterona que se suele esperar de un deportista.

Las camisas discotequeras definen la personalidad díscola que imprime Omar Murillo en Asprilla, con amigotes de apodos como "Cara e’ Monja" y "Pata e’ Perro".

Uno de los principales aciertos de La selección es que muestra las raíces profundamente populares y regionales del fútbol en Colombia.

Cuando vi el primer capítulo me asusté porque pensaba que necesitaría subtítulos y un glosario para entender términos como "chichipato" y "perreque", aunque todo es cuestión de dejar que el oído se acostumbre a una musicalidad cercana. Para el momento en que redacté estas líneas, ya algunas subtramas comenzaban a meterse en honduras que refieren también a las heridas recientes de una nación: "Pibe" Valderrama era sacado de la convocatoria de Colombia debido a las presiones de las mafias de Cali, mientras que, en Medellín, Higuita era llevado a conocer la mansión de "un doctor al que nunca se le debe decir no": Pablo Escobar Gaviria. En productos como La selec- ción y Rafael Orozco, el ídolo (Venevisión) seguramente se pueden encontrar defectos, pero me hacen sentir por Colombia lo que quizás experimentaron alguna vez los alemanes del Este por sus hermanos occidentales en los tiempos del Muro de Berlín. Mientras la pantalla pequeña nacional está estancada entre unos canales del Estado prisioneros de una ideología caduca y unos privados sin estímulos para generar contenidos novedosos, el hermano país recrea y exporta sus grandes mitos contemporáneos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Histórico