• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Criterios para un premio y un cargo

Aunque separados por muchas cosas, Cristiano Ronaldo y Richard Páez fueron protagonistas de una semana que los unió por un solo hecho más allá del deporte en el que se desenvuelven: se han visto involucrados en procesos de escogencia en los que no se ha comunicado de manera clara un criterio de selección.

El triunfo de Cristiano Ronaldo en el Balón de Oro 2013 debería definir el criterio de los votantes en la entrega del premio para los próximos años y disminuir el debate por la disyuntiva entre premiar al mejor rendimiento individual del año o reconocer a la figura más importante del equipo o selección que triunfó en esos 12 meses.

Lionel Messi dominó la escena durante cuatro años a tal punto que unificó los argumentos bajo otro criterio: ser el mejor jugador del mundo y el más apreciado por sus colegas, entrenadores y periodistas. En esos cuatro años, ganó numerosos títulos con un Barcelona que hizo historia y fue también el más productivo con un récord de 91 tantos en 2012.

Sin embargo, hubo un momento en el que el dominio de Messi estuvo en entredicho: 2010, año del Mundial.

La historia del premio establecía que era casi seguro el triunfo en el Balón de Oro para aquel que realmente destacó en el Mundial, como ocurrió con Fabio Cannavaro en 2006. Pero la campeona España no tuvo a un héroe único, más allá del gol de Iniesta en la final, y el volante y su socio Xavi acompañaron en el podio una vez más a Messi.2013 entonces se convirtió en un año crítico para el futuro de la elección por las opciones que tenía: el jugador más productivo del año (Cristiano), el que ganó los principales títulos con otro triplete (Ribéry) y el que sigue siendo considerado como el mejor del planeta (Messi).Aunque no logró título alguno en el año, prevaleció la idea del rendimiento individual y Cristiano se llevó su tan esperado segundo Balón de Oro. Si ese criterio es el que impera en lo sucesivo, entonces habrá que pensar en la continuación de la alternancia de poder entre Cristiano y Messi. A menos que este año el Mundial vuelva a ser motivo de duda para los votantes. Un problema y una discusión que resolverían FIFA y France Football si comunicaran cuál debe ser el criterio para el premio.

En el caso de Richard Páez ocurre algo similar. La FVF, como le ocurre a un votante del Balón de Oro, tiene la libertad de escoger a quien crea que es el mejor, pero el hecho de que esos parámetros no sean públicos aviva la discusión. A diferencia de un premio, no se trata de números, porque si fuese así los seis títulos nacionales de Noel Sanvicente ya le habrían dado el cargo.Los movimientos e indicios de las últimas semanas que han reseñado los diferentes medios apuntaron a la escogencia de Páez, que incluso el colega Alejandro Chacón dio el paso de asegurar en el diario Tal Cual, y más allá de los aspectos positivos que puede aportar el entrenador en un segundo período al mando de la Vinotinto y de la libertad de acción que tiene el presidente de la FVF, Rafael Esquivel, para decidir qué considera mejor, la comunicación de los criterios utilizados aclararían el camino a seguir. ¿La experiencia fue determinante? ¿Se discutió un plan de trabajo propuesto por Páez y se comparó con otros? Esa claridad permite sacar conclusiones sobre el rumbo que se quiere tomar con la selección y le resta subjetividad a las decisiones. Pero al final del día, esa visión particular es la que alimenta todos los grandes debates del fútbol.

Y la evaluación continuará.

Cristiano tendrá que volver a probar que puede derrocar a Messi, y Páez tendrá que confirmar en esta etapa que puede llevar a la Vinotinto a cotas altas e incluso mucho mayores esta vez.

Twitter: @cdavilan
Blog: cdavilan.blogspot.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Carlos Daniel Avilán

Periodista egresado de la UCAB. Cubrió los Mundiales Alemania 2006 y Suráfrica 2010. Eurocopas Austria-Suiza 2008 y Polonia-Ucrania 2012.

Histórico