• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Independencia devaluada

Festival de cine independiente USA 2013

Festival de cine independiente USA 2013

Los críticos acusan a los hermanos Weinstein y a Robert Redford de ser los responsables de la disolución del cine independiente. Por ejemplo, así lo afirma Peter Biskind en el ensayo Sexo, mentiras y Hollywood . De acuerdo con su lectura, Miramax y Sundance allanan el camino para la explotación del mercado alternativo en función de los intereses de los grandes estudios, desentendidos de la producción de cine adulto. La crisis del sistema de autores de principios de los años ochenta, con la quiebra de La puerta del cielo , había impuesto nuevas reglas en la industria, ahora bajo el control de los accionistas de Wall Street. Caen los reyes midas de los setenta y los yuppies toman el sartén por el mango. Todo cambia a mil revoluciones por minuto. El entretenimiento desplaza al compromiso social y político de las pantallas.

Los desterrados comienzan a responder desde sus trincheras de Nueva York, Austin y Los Ángeles, consiguiendo la aceptación de la escena global. Spike Lee y Jim Jarmusch se convierten en íconos contraculturales de Cannes. Steven Soderbergh, David Lynch, los hermanos Coen y Quentin Tarantino ganan la Palma de Oro, casi al hilo. La Academia acusa recibo de la noticia con retraso. Llegan las consagraciones del Oscar, a manos llenas para los hermanos Weinstein, los principales mecenas del grupo renegado. Entonces Disney saca cuentas y compra Miramax. Ya los entendidos hablan de una receta ideal para un éxito en Sundance: un reparto de estrellas, una atmósfera cool, un drama de orientación hipster, una pizca de comedia, un final feliz. En ciertos corrillos anuncian la defunción del movimiento, culpando a los sospechosos habituales por el crimen perfecto. Surgen otros inadaptados y comanches. Hoy también son historia, el pasto fresco de las viejas granjas corporativas.

Por tanto, no es un momento estelar para la tendencia, procesada y reciclada. Un síntoma del estado de cosas, antes descrito, es el Festival USA celebrado en Caracas.

Apenas seis estrenos, mucha propuesta refrita, demasiados divos en el cartel, cero documentales, ningún rastro de disidencia vanguardista. ¿Es un problema de afuera o de adentro? Una combinación de factores.

Los programadores hacen milagros con el material disponible. El resto permanece en los sueños de los injustos de Cadivi. Podríamos tener un ciclo de mayor diversidad de no existir tantas trabas para el comercio de largometrajes relativamente diferentes al promedio. Los tanques superan cualquier barrera. La tarea difícil es pasar una tragedia intimista, para un público selecto, por el cuello de botella de la aduana. Volviendo a la realidad, comentemos la selección oficial de la muestra aludida. Hay dos pequeños desastres, una zona intermedia y tres filmes directos para la lista de honor de 2013. Las cintas fallidas reciben el título de Hitch- cock y The Paperboy . Una supera el absurdo maquillaje de La casa del fin de los tiempos. La segunda es un bodrio moralista y sensacionalista con pretensiones. The Words es muy divertida porque revela el gran secreto de varios plagiadores locales e internacionales. Lazos perversos , Las sesiones y Las ventajas de ser invisible merecen un capítulo aparte. Recomendables sin tratarse de obras maestras. Suficiente para las limitaciones del caso.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Sergio Monsalve

Crítico, documentalista, profesor, director y coproductor del programa de radio, Cinerama

Histórico