• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Living

Alexandra Kuhn: Living (experiencia CCS)

Alexandra Kuhn: Living (experiencia CCS)

Uno de los ejercicios más hermoso que pueda registrarse en la trayectoria de un artista es el debate entre la idea y la forma. Ese nudo persistente de causas y consecuencias, de problemas, intuiciones y hallazgos, es un hálito que va entretejiéndose en una batalla en la que la materia logrará (quizás) convertirse en el rebote de los matices vitales que vibraron en el pensamiento: espacio sin nombre que a veces escapa a la comprensión razonada y lógica del propio creador.

Estas diatribas subsisten en muchos proyectos y propuestas. En algunas ocasiones la reflexión supera la verdad de lo plasmado, no pudiendo encontrar en las distribuciones definitivas de las partes, las tinturas intelectuales del impulso que las llevó a su destino final como "obra de arte". En otros casos, la profundidad anida en la sutileza de cierto desconocimiento, silencios que abren y cierran puertas, presencias que surgen sin un por qué, amalgamas infinitas que están allí, flotando con la sabiduría serena del que no requiere decir mucho más de lo que ya existe en eso que se ha revelado.

En el caso de la obra más reciente de Alexandra Kuhn, que bajo el título Living (ex- periencia CCS) se exhibe en Carmen Araujo Arte desde el 22 de septiembre, nos topamos con el feliz encuentro de todos los argumentos descritos en estas líneas. Kuhn es una creadora de trayectoria que desde los años noventa perfilaba activas líneas de una resolución formal que se caracterizó por la mezcla de distintos medios y las estrategias de la instalación como el armazón estructural para develar movimientos substanciales de la existencia. La naturaleza fue siempre un núcleo cardinal en todo su trabajo o, mejor dicho, la naturaleza fue siempre su matriz, centro de acción de donde se desprenderá el transcurrir de lo humano frente a las variables incontables del mundo que le rodea.

Recordemos una de sus obras fundamentales (Agra- decimiento), aquella pieza que ganó el primer premio del Salón Pirelli del año 2001, en la que una acompasada maquinaria propiciaba en el vacío la oscilación aérea de varias semillas de caoba, en un encuentro dinámico que revivía inquietudes abrigadas por las conexiones vida/muerte y donde el tránsito entre ambos extremos conllevaba un papel fundamental. Así, hemos visto diferentes desenvolvimientos en su trabajo: instalaciones in situ, obras sobre papel, fotografía, dibujo e intervenciones mediante las cuales ha rozado los ángulos variables de esa premisa originaria y fugaz que constituye la esencia de todo proceso vital.

En la exhibición Living, reedición de la muestra que completó en el Programa de Bioarte de la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, ha unido las vicisitudes del propio impulso creador con las reflexiones referentes a los procesos de la naturaleza que la han inspirado, proyectando avatares formales desprendidos de esa chispa primaria que por fin conecta arte, vida, poesía y pensamiento. La instalación, compuesta de varias etapas, es una pieza en evolución constante, un microcosmos donde el video, la fotografía, el dibujo, los objetos, el archivo, la cita y el apunte se transforman en las capas constitutivas de una totalidad, pulso de una vida que reconstruye el tránsito de la creación y atraviesa transformaciones infinitas, para sumergirse en el riesgo poético de acoplar las metáforas espaciales de la imagen como texto y del texto como imagen.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Lorena González

Curadora e investigadora de arte contemporáneo.

Histórico