• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Para qué sirve controlar?

En un sentido amplio, controlar es el procesode verificación que  se realiza para  asegurar que  las tareas de una organización se desenvuelvan según fueron planificadas. Es decir,  el control tiene como objetivo cerciorarse que los hechos vayan de acuerdo con los planes establecidos. Controlar sirve adicionalmente, para corregir las desviaciones y alinear los esfuerzos en el sentido correcto. Desde el punto de vista social, y más específicamente en la seguridad ciudadana, el control opera para el cumplimiento de las normas. Se ejerce control para velar que los ciudadanos y sus autoridades se mantengan dentro de la normalidad. (de hecho la norma se crea para preservar aquello que es normal). Cuando decimos que todo está controlado es porque los eventos en la realidad están ocurriendo dentro de lo esperado. Pudiéramos deducir entonces, que.

 

Un país, sibien es una organización más compleja, el sentido del control opera más o menos de la misma manera; se controla para que el ciudadano se mantenga en los límites de la normalidad que en definitiva son los de la ley.  Esasí, como en una sociedad democrática la ley es un consenso general que está por encima de todos y que no le pertenece a nadie, ya que la tranquilidad de los ciudadanos es un derecho altamente apreciado y no debe por ningún motivo ser alterado por voluntad de pocos. De esta forma, el imperio de la ley busca la normalidad de las mayorías sobre las conveniencias de los particulares.Pudiéramos interpretar que la norma existe para controlar las desviaciones de aquellos ciudadanos que actúan contra el orden general. Sin embargo, el poder del Estado como garante en el cumplimiento de la ley es frágil y tiende a pervertirse en la medida en que el poder se concentra en manos de pocos. En regímenes con tendencias autocráticas, el control no opera como un regulador de las libertades individuales, más bien funciona como un aparato "ortopédico" para que el ciudadano camine sin desviaciones que molesten al gobierno.  Son dos visiones del control: la democrática demarca la línea de lo que no se debe hacer, mientras que la autocrática establece lo que puedes hacer. Es evidente, que las libertades en estas sociedades  se coartan, ya que resulta muy complicado vigilar constantemente al ciudadano para que haga solamente lo que está autorizado a realizar. El control autocrático termina siendo un muro de contención al libre albedrío del ciudadano. Puede especularse que el control férreo del autoritarismo lo que esconde es un profundo miedo del autócrata a la libertad del ciudadano, que a veces, forzado por la dependencia o quizás por el miedo a su propia libertad, termina doblegado al control del “Big Brother”

 

En el terreno de las organizaciones, la seguridad debe en todo momento servir para corregir desviaciones, no para imponer normas. El rol rectificador de conductas “desviadas” que tiene la seguridad forma parte del proceso clave de la prevención. Todo aquello orientado a mantener el orden, la tranquilidad  y la normalidad es por definición preventivo, y por ende asociado a la libertad del individuo. Es tan común la frase más vale prevenir que lamentar. En estos tiempos complicados de país, vivimos lamentándonos de nuestra falta histórica de consciencia,responsable de toda la imprevisión. Fueron aquellos vientos pasados de desorden, intranquilidad y anormalidad los que hoy se han convertido en grandes e incontrolables tempestades.

@seguritips

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Alberto Ray

@seguritips, Consultor en seguridad, analista de decisiones en escenarios complejos. Especialista en diseño de estrategias para la mitigación de riesgos en organizaciones. Autor de MAPS, Modelo para la gestión de la seguridad

Histórico