• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El último jonrón del Gato

Andrés Galarraga buscó durante tres años ese jonrón 400 que nunca halló. Tres temporadas en las que vistió tres uniformes, aceptó jugar en las menores y asistir al spring training sin garantía de quedarse, al punto de que finalmente se retiró sin siquiera llegar a defender a los Mets, su última divisa.

De no enfermar en 1999, el Gato habría cruzado de largo por esa cifra. Habría cerrado su carrera cerca de los 450 y Miguel Cabrera todavía estaría viéndole de lejos.

En la temporada anterior, Galarraga había soltado 44 con los Bravos. Tenía 37 años de edad. Aún estaba en forma.

La enfermedad le impidió jugar en 1999, impactó su rendimiento en 2000 y regresó en 2004, cuando apenas necesitaba 2 cuadrangulares para la meta.

Ese vuelacercas significaba una cifra redonda. Quizá creyera que el ingreso a Cooperstown dependía de ello. El tiempo probó que no entraría al Salón de la Fama, aun con cuatro centenas de bambinazos. El 72 por ciento de los votos que le faltó para lograr la inmortalidad no dependía de un swing.

Para Venezuela, fue una tristeza. Para las Grandes Ligas, sólo otra marca que se quedó en la frontera.

Al gran Al Kaline también le faltó uno para las 400 tablas. Tim Salmon se fue sin poder dar el último que necesitaba para completar 300.

Rusty Staub se retiró con 499 tubeyes. Cap Anson terminó con 1.999 anotadas. Billy Pierce se marchó con 1.999 ponches propinados.

Roberto Clemente, en cambio, terminó con 3.000 hits. Daryl Strawberry con 1.000 empujadas. Bob Abreu con 400 robos.

Hubiera sido una cifra más atractiva. Pero ese jonrón que le faltó no le resta grandeza a Galarraga.


@IgnacioSerrano | www.elemergente.com


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico